Logo del sitio

¿Cómo demonios hizo Lady Gaga para estar en la alfombra roja de los BAFTA y los Critics Choice Awards la misma noche?

El mismo misterio se aplica a Ariana DeBose, que ganó en ambas galas por ‘West Side Story’.
¿Puede Lady Gaga teletransportarse?
¿Puede Lady Gaga teletransportarse?

Este último fin de semana ha supuesto una convocatoria clave para la carrera de premios. El sábado tuvieron lugar la ceremonia de entrega de los premios Annie (con el triunfo de Los Mitchell contra las máquinas) y de los correspondientes al Sindicato de Directores, mientras que este domingo volvieron a desarrollarse dos eventos al mismo tiempo. Esta vez, con dificultades logísticas previsibles, pues tanto los BAFTA de la Academia de Cine Británico como los Critics Choice Awards (que decide la crítica estadounidense) están considerados como citas ineludibles en el circuito hacia el Oscar. Quienes estaban nominados en ambos certámenes tenían por delante una noche difícil.

De ahí que haya sorprendido tanto la aparente velocidad sobrehumana de Lady Gaga. La artista estaba nominada por su interpretación en La casa Gucci tanto en los BAFTA como en los Critics Choice Awards, y al término de la(s) velada(s) no había ganado ningún premio: los británicos se decantaron por Joanna Scanlan en Después del amor, mientras que la crítica prefirió a Jessica Chastain en Los ojos de Tammy Faye. Antes de que se resolviera quién se alzaba con la victoria en la categoría de Mejor actriz, Lady Gaga posó en la alfombra roja de ambos certámenes, en lo que suponía un desafío a todas las leyes de la física.

¿Por qué? Porque los BAFTA (donde se presentó con un vestido verde de Ralph Lauren) se celebraban en el Royal Albert Hall de Londres, mientras que los Critics Choice Awards (donde Lady Gaga se materializó con un atrevido vestido amarillo de… Gucci, precisamente) hacían lo propio en el Fairmont Century Plaza Hotel de Los Ángeles. Entre la celebración de ambos eventos, teniendo en cuenta los husos horarios, apenas había un margen de cuatro horas, por lo que sencillamente Lady Gaga no podía haber tomado un avión para cruzar el Atlántico (el tiempo estimado de Londres a Los Ángeles es de 11 horas). ¿Cómo se las apañó para estar en sitios diferentes a prácticamente el mismo tiempo?

La respuesta es, como no podía ser de otro modo, muy poco fantasiosa. Dada la relevancia de ambas convocatorias, los organizadores optaron por una solución más o menos sencilla: los Critics Choice Awards pondrían una pequeña sede en Londres, que se comunicaría virtualmente con la gala principal en Los Ángeles. El Savoy Hotel londinense fue el lugar elegido para esta celebración alternativa, y fue en su photocall donde Lady Gaga se dejó ver. No fue la única figura, por lo demás, en recurrir a esta estrategia para no perderse ninguno de los eventos.

Doble victoria

De hecho, el caso de Lady Gaga contrasta ruidosamente con el de Ariana DeBose, nominada a Mejor actriz de reparto por West Side Story en ambas galas. Al contrario que su compañera, DeBose ganó tanto en los BAFTA como en los Critics Choice Awards, llevándose un doble premio con un margen mínimo de tiempo. A estas alturas DeBose es la gran favorita a llevarse el Oscar el próximo 27 de marzo, de ahí que acudiera tanto al Royal Albert Hall como al Savoy Hotel con sendos vestidos que homenajeaban a su personaje en el film de Steven Spielberg, Anita. El color amarillo de estos modelos es inconfundible.

Ariana DeBose posando con sus premios
Ariana DeBose posando con sus premios

La gala “alternativa” de los Critics Choice Awards se desarrolló, por lo demás, con bastante afluencia de intérpretes afincados en la televisión (los BAFTA no tienen categorías dedicadas a este medio), de modo que el Savoy Hotel se llenara de las estrellas de Ted Lasso: Hannah Waddingham, Juno Temple o Brett Goldstein, que pudieron celebrar la victoria cuando Ted Lasso ganó el premio de la crítica a Mejor serie de comedia. El reparto de Belfast también pudo recoger su premio conjunto, y lo mismo pasó con Troy Kotsur, Mejor actor secundario por CODA tanto en los BAFTA como en los Critics Choice Awards.

Todos ellos, según parece, se vieron sometidos a las peculiares circunstancias de esta gala alternativa, que implicaba que solo hubiera una única estatuilla de los Critics Choice disponible en el Savoy Hotel. Dicha estatuilla, con la desinfectación anti-COVID pertinente, iba pasando de mano en mano según se anunciaba un nuevo ganador, y este recitaba su discurso de aceptación.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento