China reabre su primer cine tras el coronavirus, pero no va ni un solo espectador

La reapertura del primer cine de China tras los cierres por el coronavirus hace frente a una jornada sin espectadores en las salas.
China reabre su primer cine tras el coronavirus, pero no va ni un solo espectador
China reabre su primer cine tras el coronavirus, pero no va ni un solo espectador

China ya se recupera del coronavirus. Mientras España, Italia y el resto de occidente atravesamos actualmente los peores momentos de la crisis por contagios de COVID-19, con escalada de nuevos casos, aislamiento forzoso de la población, fronteras cerradas y economía tambaleante, en China ya se preparan para regresar a la vida normal. Eso incluye reabrir las salas de cine, cerradas desde enero.

Ha sido el caso del Zhongying Golden Palm Cinema, ubicado en la ciudad de Urumchi, capital de la inmensa región de Sinkiang al noroeste del país. Según cuenta Variety, el cine llevaba cerrado desde el pasado 26 de enero hasta ayer lunes, 16 de marzo, cuando sus responsables decidieron reabrir.

"No podemos permanecer cerrados para siempre", declararon mientras aseguraban medidas de desinfección en las instalaciones antes y después de cada proyección. La decisión fue tomada, con aprobación de las autoridades de gobierno locales, después de constatar que no se ha detectado ningún nuevo caso positivo de coronavirus en toda Sinkiang durante 27 días consecutivos.

No obstante, ni un solo espectador acudió al cine ayer. Las entradas solo podían comprarse presencialmente en taquilla (no online) y se requería que el público llevara mascarillas durante la proyección, antes de la cual se tomaría su temperatura.

La programación se componía de reposiciones de títulos recientes del cine chino como la bélica Liberation,el blockbuster patriótico con varios directores My People, My Country o el drama Sheep Without a Shepherd, una de las últimas películas en llegar al cine antes del cierre decretado para hacer frente al coronavirus.

Golden Palm también ofrecía varias películas de animación infantil cuyas sesiones eran gratuitas para padres con hijos. A pesar de ello, nadie se atrevió a acercarse a las instalaciones del cine con la intención de ver una película.

"Queremos tomárnoslo con calma", aseguran los dueños del Golden Palm. "Si la gente reacciona bien, iremos reabriendo poco a poco [otro puñado de multisalas en la ciudad de Urumchi también tienen previsto reabrir estos días], pero si la respuesta es mala permaneceremos cerrados".

Actualmente, aunque el Golden Palm cuenta con una plantilla de solo tres trabajadores, es obvio que les resulta más costoso abrir sin espectadores que alargar el cierre. También están a expensas de la reactivación en el mercado de distribución de películas. "Si no hay nuevas películas, da igual que abramos o no", afirman. "En estos momentos solo tenemos estos títulos; tendremos que esperar y ver si se estrenan nuevas películas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento