[Cannes 2019] 'Rocketman', más sincera y musical que 'Bohemian Rhapsody'

El Festival recibe con ovación (mientras Taron Eggerton llora) el biopic de Elton John.
[Cannes 2019] 'Rocketman', más sincera y musical que 'Bohemian Rhapsody'
[Cannes 2019] 'Rocketman', más sincera y musical que 'Bohemian Rhapsody'

“Me he follado todo lo que se mueve y me he metido todas las drogas posibles”. Y, además, mamá, le dice el Elton John de Taron Egerton a su apática madre (Bryce Dallas Howard): “Lo he disfrutado”. Una frase que cierra de un portazo todas las comparaciones con la reciente Bohemian Rhapsody, dos películas que comparten director, Dexter Fletcher (aunque a la de Queen solo le puso el lazo final y de Rocketman se ha encargado desde el minuto uno), e intenciones de llegar a los corazones (y bolsillos) de sus fans mientras cuentan las vidas de dos estrellas del rock.

Si con Freddie Mercury pasaron de puntillas por las drogas y la homosexualidad, con Elton John no se dejan detalle sobre sus salvajes 70 y 80. Hay hasta amago de escena sexual sexo con su mánager John Reid (Richard Madden), aunque según cuenta sí se dejaron en la sala de montaje la parte más caliente.

La otra gran diferencia es que Rocketman es un musical. Punto. Y no tarda más de 10 minutos en arrancarse con una escena coreográfica. Las canciones de Elton John, aunque no se integran de una manera cronológica con su biografía, sirven para avanzar narrativamente, saltar flashacks y resolver momentos dramáticos, como el acuático de Rocketman en su intento de suicidio.

[Cannes 2019] 'Rocketman', más sincera y musical que 'Bohemian Rhapsody'

Mejor esta solución que la terapia con la que empieza la película, a la que Elton llega con uno de sus más extravagantes disfraces y del que se va desprendiendo según va revelando detalles de su vida, se quita capas de Elton John para volver a abrazar a Reggie Dwight (su verdadero nombre), el niño que fue y perdió por el camino. Sentimantalismos, sí, muchos. Pero Rocketman no deja de ser un estudio de identidad del cantante, cómo mató a Reggie para ser Elton y cómo el triunfo y la soledad casi acabaron también con Elton. Él produce, así que, aunque más honesta, no deja de ser una celebración absoluta de su figura y su carrera.

*Por cierto, con un guiño final a la ciudad de Cannes, era lógico que acabara presentándose en este Festival.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento