Logo del sitio

Brendan Fraser acusa al expresidente de los Globos de Oro de acoso sexual

'Su mano izquierda me rodeó, me agarró la nalga y uno de sus dedos me tocó el perineo'. El actor cuenta su experiencia con Philip Berk.
Brendan Fraser acusa al expresidente de los Globos de Oro de acoso sexual
Brendan Fraser acusa al expresidente de los Globos de Oro de acoso sexual

Un nuevo caso de acoso sexual azota Hollywood. En una entrevista concedida a GQ, Brendan Fraser ha asegurado que Philip Berk, el expresidente de la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (la organización que vota los Globos de Oro), lo agredió sexualmente en verano de 2003. El acoso ocurrió durante un almuerzo en el Hotel Beverly Hills, cuando Berk se acercó al actor para darle la mano. "Su mano izquierda me rodeó, me agarró la nalga y uno de sus dedos me tocó el perineo. Y lo empezó a mover por ahí", cuenta el intérprete.

Según ha asegurado Fraser, tras lo ocurrido, "me sentí enfermo. Me sentí como un niño pequeño. Sentí como si tuviera una bola en la garganta. Creí que me iba a echar a llorar. Sentí como si alguien hubiera tirado pintura invisible sobre mí". El interprete confesó a su mujer lo que pasó, pero no tuvo "el coraje para contarlo en público" antes, "por el riesgo de humillación, o de que dañara mi carrera".

Lo que sí pidió Fraser a su representante fue que exigiera una disculpa por escrito de la HFPA (la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood). Berk, aún miembro de la HFPA, ha negado que ese acoso tuviera lugar a The New York Times. "La versión de Fraser es totalmente fabricada", asegura Berk, aunque reconoce haber escrito esa carta a Fraser: "Mi disculpa admitía que no había habido ningún acto indebido, el normal 'Si he hecho algo que ha molestado a Fraser, no fue a propósito y me disculpo". 

En 2014, Berk ya aludió a este incidente en su libro de memorias With Signs and Wonders: My Journey from Darkest Africa to the Bright Lights of Hollywood, asegurando que había pellizcado el culo de Fraser "en broma". 

Por su parte, Fraser ha añadido que esa experiencia con Berk "me hizo retroceder" y "sentirme aislado" en la industria. "Me deprimí", ha asegurado el actor, recordando cómo se decía a sí mismo que se merecía lo que le había pasado: "Me culpaba a mí mismo y estaba triste, porque me decía: 'Esto no es nada; este tío se movió y me manoseó'. [...] El trabajo empezó a marchitarse. En mi mente, me había arrebatado algo".

Incluso después de haber contado lo que pasó, el actor se siente intranquilo: "¿Tengo miedo todavía? Totalmente. ¿Siento que necesito decir algo? Por supuesto. ¿He querido hacerlo muchas veces? Absolutamente. ¿Me he parado a mí mismo? Sin duda". 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento