Logo del sitio

¿Boicot a ‘Matrix Resurrections’? La solidaridad de Keanu Reeves con el Tíbet causa malestar en China

Los nacionalistas chinos amenazan con boicotear el estreno de la película en su país.
Fotograma de 'Matrix Resurrections'
Fotograma de 'Matrix Resurrections'
Warner Bros.

Dentro de la complicada relación entre Hollywood y China, el Tíbet es una patata caliente. En los años 90, antes de que asistiéramos a una tendencia pura y dura por parte de la industria estadounidense para satisfacer al mercado chino, películas como Kundun o Siete años en el Tíbet causaron la ira de su gobierno, precipitando boicots de cierta contundencia de los que Richard Gere, Selena Gómez o Brad Pitt (protagonista de Siete años en el Tíbet) son caras visibles. Uno perdió varios contratos por sus vínculos con el 14ª Dalai Lama, mientras que los otros dos fueron puestos en la lista negra por razones similares.

Previamente a estos episodios, en 1987 era inaugurada en EE.UU. la sede de Tibet House, organización internacional sin ánimo de lucro que buscaba preservar la cultura tibetana luego de la invasión china que el Tíbet sufrió en los años 50. Sus impulsores fueron Robert Thurman, el compositor Philip Glass y el citado Richard Gere, y ya entonces se comprometieron a celebrar un concierto benéfico de forma anual. El de 2022 se celebrará de forma virtual este 3 de marzo, y ya ha confirmado la asistencia de artistas como Patti Smith, Iggy Pop, Bernard Sumner de New Order y… sí, Keanu Reeves. Cuya última película, Matrix Resurrections, se estrenó en China hace un par de semanas.

La cuarta entrega de Matrix llegó de forma simultánea a HBO Max y las salas de cine estadounidenses el 18 de diciembre, iniciando una andadura comercial no demasiado lustrosa pero que prometía recuperarse un poco con su llegada a China. En catorce días, de este modo, Resurrections ha recaudado 12.3 millones de dólares, pero este trayecto podría verse asfixiado abruptamente por la amenaza de boicot que grupos nacionalistas chinos acaban de formular. Según recoge IndieWire, esto sucede después de que se hiciera público que Reeves iba a participar en el 35º concierto benéfico de Tibet House.

“¿Cómo es posible que Keanu Reeves participe en un concierto a favor de la independencia del Tíbet? ¿No tienen estos famosos miedo de perder el mercado chino?”, escribía en la red social Weibo una cuenta llamada CHINAD8. “La película debería retirarse ya. Fuera del mercado chino, gracias”, publicaba otro usuario. Por el momento no se han tomado medidas efectivas para retirar Matrix Resurrections de la cartelera, pero es una amenaza a ser tomada en serio a partir de los precedentes.

En los últimos años, paralelamente a que China se expandiera como mercado cinematográfico capaz de rivalizar con Hollywood (de hecho en 2020, primer año de la pandemia, logró convertirse por primera vez en su historia en el país con más recaudación), la industria estadounidense ha sido proclive a hincar la rodilla ante las indicaciones de su gobierno, muy estricto a la hora de decidir qué películas podía pasar su criba. 

Son llamativos los casos de Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos o Mulan (ambos a cargo de Disney), pues prácticamente fueron diseñados con este mercado en mente para hundirse a posteriori en taquilla (en el caso de la primera) o directamente ser vetada (caso de la segunda).

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento