Logo del sitio

La bandera palestina que ondeó en Israel por Eurovisión: el documental 'A Song Called Hate' recuerda la proeza de Hatari

El grupo islandés desafió las sanciones apoyando la causa palestina durante la retransmisión en directo. El 20 de mayo se estrena en Filmin la película que cuenta su historia.
Hatari en Eurovisión
Hatari en Eurovisión
Cinemanía

El próximo 22 de mayo la ciudad neerlandesa de Róterdam acogerá la celebración de la 65ª edición del Festival de la Canción de Eurovisión, que el año pasado no pudo celebrarse debido a la pandemia. Un par de días antes, el 20 de mayo, la plataforma Filmin calentará el ambiente de los eurofans con el estreno de A Song Called Hate, una película documental en torno a uno de los detalles más comentados de la edición anterior, celebrada en 2019 en Tel Aviv.   

Israel, ganadora de la edición anterior, acogió por primera vez la celebración de una final de Eurovisión, lo que provocó que numerosas voces llamaran al boicot del evento de la Unión Europea de Radiodifusión (UER) como medida de protesta contra las políticas del país en lo relativo a los territorios palestino y los derechos de los ciudadanos árabes israelíes. 

Diversas asociaciones y movimientos propalestinos de todo el mundo reclamaban el fin de la ocupación israelí y la colonización de los territorios palestinos y los Altos del Golán, así como el reconocimiento del derecho al retorno de los refugiados palestinos al retorno. Esto creo tensiones también dentro de varios países participantes, donde se cuestionaba apoyar a la nación anfitriona acudiendo al evento.

Este es el ambiente en el que acabó celebrándose Eurovisión 2019 en Tel Aviv, con el conflicto palestino-israelí como tema tabú que la organización hizo todo lo posible por desvincular, sanear y erradicar de todo lo que tuviera que ver con el certamen. 

Hatari saca la bandera

Hasta que llegó el momento de Hatari, el grupo representante de Islandia, a quienes la directora Anna Hildur siguió durante su camino hasta la final en la que, durante el turno de votaciones, mostraron una bandera de Palestina durante la retransmisión en directo a 200 millones de personas de todo el planeta.

"Ver a artistas jóvenes tomar posición e intentar crear un debate significativo a través de su arte me da esperanza, y la esperanza es preciosa", ha declarado la directora sobre su documental, en el que sigue al grupo de tecno punk de Reikiavik durante todo su periplo eurovisivo, fases de preselección incluidas, así como la preparación que realizaron para llevar a cabo su protesta política.

Esa es la historia que se cuenta en A Song Called Hate, cuyo tráiler puedes ver a continuación.

Hatari, que quedaron décimos de la competición con su tema Hatrið mun sigra, siempre han defendido el contenido político de su música. Klemens Hannigan, Matthías Haraldsson y Einar Stefánsson, los integrantes del grupo, se posicionaron abiertamente a favor de la causa palestina y en A Song Called Hate profundizan en su postura, además de contar cómo se fraguó la protesta.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento