Logo del sitio

Así consiguió ‘Chip y Chop’ ese hilarante (e inesperado) cameo

‘Guardianes rescatadores’ se ha estrenado directamente en Disney+.
Fotograma de 'Chip y Chop: Guardianes rescatadores'
Fotograma de 'Chip y Chop: Guardianes rescatadores'
Disney

Este viernes Chip y Chop: Guardianes rescatadores se estrenó directamente en Disney+. Se trata del último exponente de esa remesa de películas, estilo Ready Player One o Space Jam: Nuevas leyendas, que mediante acuerdos corporativos se presentan como inmensos crossovers donde puede caber cualquier aparición que despierte el reconocimiento de los fans. En el caso de Chip y Chop, en efecto, el guion tiene más que ver con esta moda que con la serie original donde conocimos a estas ardillas, pero al frente de la película encontramos a los miembros del grupo cómico The Lonely Island (con Akiva Schaffer como director) y, por tanto, hay una voluntad satírica en todo momento.

También, en cierto modo, celebratoria. Chip y Chop busca con los cameos de turno homenajear la historia de la animación, desarrollándose todo a partir de la experiencia de los protagonistas como actores de la citada serie (sí, muy parecido a ¿Quién engañó a Roger Rabbit?). El ingrediente meta lo envuelve todo, y Chip y Chop reúne a miembros de la familia Disney pero también de otras factorías, previo acuerdo entre los abogados. Así lo ha explicado Schaffer en Polygon: “Era muy importante conseguir un montón de dibujos de terceros, porque si va a ser una especie de celebración de la animación, no puedes celebrar solamente la animación de Disney. No quieres que parezca un anuncio de Disney+”.

Así que era necesario organizar reuniones con todo el mundo. “Lo suyo no es acabar una película queriendo darle las gracias a los abogados, pero la verdad que adoramos a los abogados de Disney. Siempre fueron súper optimistas, percibieron el valor de esas propiedades y trabajaron muy duro. Es muy fácil para mí decir ‘sería genial que apareciera Mi pequeño pony corriendo por los pasillos’, pero entonces el departamento legal tiene que llamar a Mattel, venderles la película, decirles que no nos vamos a reír de ellos, luego tengo que entrar yo y bla, bla, bla. Fue todo un proceso, pero que ha hecho la película algo mejor”.

Curiosamente, lograr que apareciera Mi pequeño pony fue fácil, al menos si lo comparamos con el cameo que más está dando que hablar: Ugly Sonic. Es decir, la primera versión del erizo de Sega que iba a aparecer en Sonic, la película, pero que luego de las críticas despertadas por el tráiler fue rediseñado en jornadas maratonianas para los animadores. Desde entonces, el “Sonic feo” se ha convertido en una leyenda de Internet, y Schaffer estaba empeñado en conseguir que apareciera en su película. “Solo te diré que el equipo de Disney adoraba la idea”, asegura.

“Y tuvieron que trabajar más duro en ella que en cualquiera de las demás juntas, en términos de horas o como sea que lo midan. La cantidad de horas que habrán tenido que invertir comparado con cualquier otra película ha debido ser… no puedo imaginarlo. Ellos son los héroes de esa película”. Schaffer también insiste en que ninguna de estas apariciones está articulada desde la burla, ni siquiera en el caso de Sonic. “Tengo dos niños de 9 y 11 años y he visto la película de Sonic 20 veces, y me encanta”, afirma.

“Muchas de las cosas de las que ‘nos reímos’ en la película en realidad me encantan. Incluso esas cosas de las que parece que nos estamos burlando, espero que la gente las vea como un sketch de Saturday Night Live hecho con amor”. Pero ni siquiera este cariño, acompañado de abogados habilidosos, logró transgredir una limitación de la propia Disney: la película no podría usar a Mickey y Minnie Mouse, Donald, Goofy y Pluto, al estar su imagen blindada. Aún así, hay tanto que ver en Chip y Chop que es posible que no te hayas percatado de su ausencia. 

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento