Anya Taylor-Joy ganó el papel de Furiosa con este monólogo y gracias a Edgar Wright

Un clásico del cine y una película que aún no se ha estrenado: esas fueron las claves para que George Miller contase con la actriz para su precuela de 'Mad Max'.
Anya Taylor-Joy en 'Última noche en el Soho'.
Anya Taylor-Joy en 'Última noche en el Soho'.
Cinemanía

Cosas de la edad: aunque Anya Taylor-Joy sea una de las actrices del momento, George Miller apenas sabía quién era antes de contar con ella para interpretar a Imperator Furiosa en la próxima precuela de Mad Max. ¿Cómo, entonces, la eligió como relevo de Charlize Theron? Las claves son una película que aún no se ha estrenado, y una escena clásica del cine de los 70.

Según han revelado Miller y Edgar Wright a la revista Empire (vía IndieWire), el cineasta australiano empezó a tener en cuenta a la actriz tras ver el primer montaje de Última noche en el Soho, la película que el director de Zombies Party estrenará en noviembre. 

"Sabía quién era Anya, pero nunca la había visto actuar hasta que vi Soho", comentó Miller durante la charla. "Recuerdo que pensé: 'Vaya, es interesante'. Y empecé a decirte [a Wright] 'estoy buscando a alguien que interprete a Furiosa'. Y, antes de que terminara de decirlo, tú respondiste: 'No busques más, [Taylor-Joy] es genial, va a ser una superestrella, y trabajar con ella es estupendo". 

Ante tamaña apología, pronunciada además por un ilustre colega, Miller contactó con Taylor-Joy para una audición. El 'pequeño' problema es que esta debía celebrarse durante los días más duros de la pandemia, de modo que el cineasta encontró una forma de hacerla con seguridad. 

"Le dije [a Taylor-Joy]: 'Quiero que hagas una prueba muy sencilla, leer algo frente a la cámara", explica Miller. El texto de marras, prosigue, era el monólogo de Peter Finch en Network: Un mundo implacable, conocido por las palabras "¡Estoy más que harto y no pienso seguir soportándolo!".

Según George Miller, el texto de marras era perfecto para la prueba: "Aparte de lo bien escrito que está, es una pieza que puedes hacer solo con una cámara. No necesitas otro actor". 

El director prosigue explicando que Taylor-Joy grabó una versión del monólogo en su iPhone, y después otra más después de recibir sus indicaciones. "Lo clavó totalmente", asegura. Después de eso, el resto eran trámites: "Lo mandé al estudio. Les expliqué por qué pensaba que era perfecta para el papel. Les dije que estaría encantado de hablar del tema, pero era tan genial que no hizo falta. El estudio dijo '¡Lo tenemos!".

Consagrada como una de las actrices del momento gracias a la serie Gambito de dama, Anya Taylor-Joy tiene ahora mismo una agenda bastante apretada. Tras el estreno de Última noche en el Soho, la veremos en The Northman (su reencuentro con el director Robert Eggers tras La bruja) y en la nueva película de David O. Russell. Solo entonces quedará libre para incorporarse al rodaje de Furiosa, que comenzará en Australia en 2022.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento