Amanda Seyfried: “Fincher rueda muchas tomas para esculpir las interpretaciones de los actores”

La actriz es Marion Davies en 'Mank', la rubia amante de Hearst que Welles inmortalizó en ‘Ciudadano Kane’
Amanda Seyfried en Mank
Amanda Seyfried en Mank
Netflix.

“Podría haber sido una estrella si Hearst nunca hubiese ocurrido”, escribió Orson Welles en el epílogo de las memorias póstumas de Marion Davies. Todo un detalle viniendo de alguien que le había hecho un retrato no demasiado favorecedor en Ciudadano Kane, su primera película.

Setenta y nueve años después, David Fincher reimagina a la amante del magnate, excorista de Broadway convertida en estrella de Hollywood por las influencias de Hearst, a través de la mirada de su amigo, el imperdonable Herman Mankiewicz. Fue el coguionista de Ciudadano Kane quien conoció de cerca a la pareja y quien retrató a Marion Davies sin demasiado cariño como Susan Alexander.

Y si a aquella la interpretó Dorothy Comingore, es Amanda Seyfried quien da vida a la Marion Davies realista de David Fincher, según Mank, amiga íntima de Herman Mankiewicz y consciente de que el personaje de Ciudadano Kane con quien medio Hollywood la comparaba no tenía nada que ver con la realidad.

¿Qué sabías de Marion Davies antes de este proyecto?

Había oído hablar de ella y de otras estrellas del Hollywood dorado. Mi padre era muy cinéfilo, le encantaban los proyectores y las películas en blanco y negro. Lo que no conocía era la vida de Marion Davies y fue muy divertido investigar quién era antes del rodaje.

¿Cómo fue esa labor de investigación?

Hay una autobiografía suya, que fue publicada póstumamente aprovechando grabaciones que hizo antes de morir. En ese libro parece un encanto y es curioso ver cómo echa la vista atrás y qué recuerda de su vida. Fue de gran ayuda conocer cómo recordaba ella su vida. Y también sus películas, claro. Era extremadamente talentosa y divertida, clavaba los papeles cómicos. Y, por supuesto, el guion hace un retrato muy ajustado de quién fue Marion Davies.

La actriz Marion Davies
La actriz Marion Davies

¿Crees que el retrato que se hace de ella en Mank se ajusta más a la realidad que el de Ciudadano Kane?

Sí. Ella no se tomaba nada demasiado en serio. Confiaba mucho en Herman Mankiewicz y sabía que el personaje de Ciudadano Kane estaba libremente inspirado en ella, que no era ella realmente. La escena de Mank en la que se toma a risa al personaje que Herman ha escrito creo que la define.

¿Cuál fue el mayor reto a la hora de interpretar este papel?

El mayor reto de interpretar a alguien que ha existido es intentar captarlo bien, intentar averiguar su esencia y retratarlo con la mayor rigurosidad que puedas. Pero además Marion Davies fue una estrella de cine, me aterrorizaba no hacerle justicia.

¿Qué indicaciones te dio David Fincher durante el rodaje?

Cuando la cámara te enfoca David está muy encima. Es muy directo. Tiene al personaje en la cabeza y es capaz de decirte de dónde viene y adónde va. Te da seis o siete indicaciones a la vez y da la sensación que sabe que no vas a ser capaz de hacerlas todas bien pero que en algún momento lo harás. Es muy fácil seguir sus indicaciones y entiende a sus personajes mejor que nadie.

Fincher es famoso por hacer muchísimas tomas. Comentaste en una entrevista que de una escena hicisteis 200 tomas.

Sí. Era una escena que rodamos a lo largo de varios días porque éramos muchísimos personajes y había muchos ángulos. No estoy acostumbrada a hacer tantas tomas. Fincher es muy exigente pero a la vez sabe perfectamente lo que quiere y no hace tomas gratuitamente. Siempre hay una razón para todo lo que hace. Y no todas las veces tiene que ver con el actor. A veces es algo que se ha movido al fondo o una luz que no está bien.

Amanda Seyfried en Mank
Amanda Seyfried en Mank
Netflix

¿Cómo cambia tu interpretación a lo largo de tantas tomas?

Fincher lo que hace es esculpir las interpretaciones. Como actor es un privilegio tener tanto tiempo, te permite crecer en una escena. Eso es algo que solo puedes hacer en teatro, si lo piensas. Y escucha, nunca vas a peor. Solo vas a mejor. Es un lujo, sobre todo en estos tiempos en los que casi no se nos da tiempo a los actores frente a cuestiones más técnicas. Esa es la sensación que tengo después de una década trabajando en Hollywood, que cada vez se nos da menos tiempo a los actores.

¿De qué otras formas dirías que ha cambiado Hollywood desde que empezaste a actuar?

Amanda Seyfried en Mank
Amanda Seyfried en Mank

Desde luego, Hollywood es mucho más inclusivo y eso es algo que ha tardado en ocurrir. Demasiado. Es algo de lo que me doy cuenta ahora. Y todavía queda  mucho por hacer, pero creo que terminará sucediendo. Lo digo en voz alta para que suceda. Por otro lado, todavía se discrimina a las mujeres por su edad. Yo ahora solo hago de madre, exceptuando este papel que acabo de hacer.

Decías que tu padre era muy cinéfilo. ¿Fue él quien te transmitió su amor por el cine?

No creo que fuese él. Sí que es verdad que mis primeras películas las vi con él. Teníamos un proyector en el sótano de casa. Pero de adolescente no me interesaba tanto, fue cuando me mudé a Los Ángeles y entré en Hollywood físicamente cuando me enamoré del cine. Creo que es difícil ser actor y no apreciar el cine como creación artística.

Mank se estrena en cines el 20 de noviembre y en Netflix, el 4 de diciembre.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento