Logo del sitio

"Me siento insultado": Almodóvar sobre el rumor de que Cronenberg le quitó la Palma de Oro

Viggo Mortensen ha hecho resurgir una de las controversias más dilatadas de Cannes.
David Cronenberg y Pedro Almodóvar
David Cronenberg y Pedro Almodóvar

Uno de los títulos más mediáticos en la Sección Oficial del Festival de Cannes que está a punto de concluir es Crimes of the Future. No ya porque sea el primer film de David Cronenberg en ocho años, sino por la presentación que está haciendo Viggo Mortensen, protagonista y amigo del cineasta tras aparecer en Una historia de violencia, Promesas del este y Un método peligroso. Mortensen no ha dudado en defender el legado de Cronenberg, y lo ha hecho de un modo ruidoso: por un lado, reivindicando Crash por encima de la Palma de Oro del año pasado (Titane, de Julia Ducournau, donde muchos percibieron influencia del canadiense), y por otro resucitando una vieja polémica del festival.

El actor de El señor de los anillos ha recordado cuando, en 1999, Cronenberg presidía el jurado que le dio la Palma de Oro a Rosetta, de los hermanos Jean-Pierre y Luc Dardenne, en detrimento de Todo sobre mi madre de Pedro Almodóvar. Los Dardenne consiguieron una segunda Palma de Oro seis años más tarde, por El niño, mientras a Almodóvar se le seguía escapando el premio y cundía el rumor de que Cronenberg había saboteado personalmente las votaciones para que Todo sobre mi madre no consiguiera la victoria en el certamen. Antes del triunfo de Rosetta (que se proyectó el último día del festival, cuando los periodistas ya habían publicado sus quinielas), el film de Almodóvar era el favorito.

El cineasta manchego ganó en este mismo Cannes el premio a Mejor dirección mientras meses después Todo sobre mi madre obtenía el Oscar a Mejor película de habla no inglesa, y aún así el rumor de que Cronenberg le quitó la Palma de Oro no ha perdido vigencia. Mortensen debe de creer que ha sido el propio Almodóvar quien se ha encargado de que así sea, y frente a los periodistas ha asegurado que “es un montón de basura”. “Quiero mucho a Pedro y es un gran tipo, pero el voto para darle la Palma de Oro a Rosetta fue el más rápido de la historia. Algo unánime”, afirmó Mortensen. Días después el propio Almodóvar se ha visto en la obligación de responder, a través de un texto publicado en IndieWire.

“El presidente del jurado solo tiene un voto. Todo el mundo votó por esa película. ¿Cómo le pudo quitar la Palma de Oro a Pedro? Es una historia sin sentido, indigna de un gran artista como Pedro”, insistió el actor de Crimes of the Future. Almodóvar dice que en efecto, y que nunca ha contribuido a la rumorología que señala una coacción por parte del director de La mosca. “No creo que Viggo sea la persona adecuada para hablar. Encima es amigo mío y sus palabras me han chocado, pero supongo que estaba defendiendo a su director de una maldición que le persigue desde 1999 y de la que yo no tengo culpa”, escribe el director, que hoy rueda Manual para mujeres de la limpieza con Cate Blanchett.

Almodóvar no está obsesionado con la Palma de Oro

Almodóvar nos anima a consultar las fotos de aquella clausura de Cannes. “Nadie podrá encontrar un rastro de decepción en mi rostro en todas las fotos o en mis respuestas a la prensa, solo felicidad y euforia. No puedo aceptar que me retraten como un amargado por no haber recibido la Palma de Oro. No hay más que acudir a los archivos de la prensa para comprobarlo”. Admite que aquella fue la vez que más cerca estuvo de ganar la Palma de Oro, pero que su supuesto enfado fue solo un invento de la prensa. Recuerda que previo a la ceremonia final un periódico francés, Nice Matin, llegó a anunciarle como ganador, con un subtítulo aclarando que al menos esa era la previsión de la crítica y el público.

“Para entonces ya sabía que la Palma era para otra película, el festival me había avisado, pero estaba radiante por el premio que iba a recibir". Almodóvar destaca cómo también se dijeron cosas parecidas en torno a un film muy aclamado como Una historia verdadera de David Lynch: otra supuesta víctima del terremoto Rosetta. “Nunca he criticado el palmarés. Pero, con el tiempo, empecé a sentirme molesto con todo este asunto, porque varios miembros del jurado se acercaron a mí en la fiesta posterior a la ceremonia para darme sus condolencias, pidiendo disculpas por no haberme dado la Palma. Les escuché sin decir nada, no entendía de qué hablaban. Estaba muy contento, había recibido el premio a Mejor dirección, no había de qué quejarse”.

“Esos rumores que menciona Viggo han sido alimentados por la prensa a lo largo de los años. La prensa francesa, en particular, me presenta como alguien cuyo único deseo es ganar la Palma de Oro, y están muy equivocados. En mi carrera como guionista y director he recibido más premios de los que podría soñar. Soy un artista muy afortunado”, insiste, y entra a valorar las declaraciones de Mortensen, donde llegó a vincular el rumor con las artimañas de Donald Trump (“cuando no paras de decir algo la gente empieza a pensar que debe haber algo de verdad en ello”). “Me niego a que me comparen con uno de los personajes más atroces de la esfera pública”, declara Almodóvar. “Me siento insultado”.

Por último asegura que no tiene intención de volver a hablar del asunto. “No se trata de que Titane sea peor que Crash o que Todo sobre mi madre sea mejor que Rosetta, sino de celebrarlas todas”, defiende. “Cannes es una de las mayores celebraciones del cine de autor. Solo lamento que algunas de sus películas tarden tanto en estrenarse comercialmente, y que distracciones así resten importancia a cuestiones más relevantes”. Hay que recordar que el propio Cronenberg habló de la polémica en 2014, describiéndolo como una invención periodística que “dio a entender que obligué al jurado a votar por Rosetta para fastidiar a directores de mi generación como Pedro, Jim Jarmusch o John Sayles”.

¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento