Logo del sitio

Alejandro G. Iñárritu cree que el cine actual es como un anuncio de Coca Cola

El director de 'Birdman' o 'El renacido' ve muy pocos alicientes en la moderna producción cinematográfica, a la que llega a comparar con

Al director ganador del Oscar (de varios Oscar) Alejandro González Iñárritu no le gusta aquello en lo que el cine se está convirtiendo. No es la primera vez que da muestras de ese descontento, ya que hace algunos años apodó al cine de superhéroes "genocidio cultural", pero ahora, mientras era homenajeado en el Festival de Cine de Sarajevo, ha tenido oportunidad de realizar un discurso más matizado sobre cómo ve él las cosas, y ha opinado muy fuerte en torno a la situación actual del cine. Que, según el cineasta mexicano, deja bastante que desear.

Según recogen medios como Variety, el director aprovechó que recogía el Corazón Honorífico de este festival para dirigirse a la audiencia y alertarla sobre la velocidad con la que hoy en día se producen películas, y cómo las dinámicas televisivas las están contaminando. "Las películas necesitan más contemplación, un poco más de paciencia, y han de ser más misteriosas, impenetrables, poéticas y espirituales", comenzaba.

Iñárritu cree que antes las películas "exploraban distintas formas de contar historias y de impulsar el lenguaje. Eso ha desaparecido. Ahora sólo se centran en grandes producciones o en la experiencia streaming de la TV". La forma que el director ha puesto en pie proyectos tan ambiciosos y complejos como Birdman El renacido se distancia efectivamente de estas corrientes, y es el tótem sobre el que Iñárritu defiende su punto de vista.

"El lenguaje está cambiando, la necesidad de argumento y narrativa ante todo empieza a deformar la forma en la que exploramos los temas", prosigue. "La gente es muy impaciente ahora, todo el rato está como '¡dame más!, ¡mata a alguien!, ¡haz algo!'". Mientras que para él el cine es "una forma artística de expresar una visión del mundo, para otros es sólo entretenimiento, un medio para ganar dinero, y una industria ante todo".

El director mexicano parece responsabilizar a las plataformas de streaming como responsables de estos problemas, aunque ya autores como Steven Soderbergh o Martin Scorsese hayan caído en sus redes, e incluso amigos personales como Alfonso Cuarón y Guillermo del Toro estén vinculados a Netflix, con Roma y la serie antológica de terror 10 after Midnight respectivamente. Quizá también esto asuste un poco a Iñárritu.

"Todo cambia tan rápido que ahora las películas tienen que complacer inmediatamente a la audiencia", concluye. "Han de ser globales, hacer mucho dinero, ser un anuncio de Coca Cola que agrade a todo el mundo. ¿Qué ocurrirá si las generaciones más jóvenes no son capaces de entender que las películas pueden ser poéticas, impenetrables, misteriosas?".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento