Alaska retira el autobús abandonado de 'Hacia rutas salvajes'

El bus que sirvió de refugio (y último hogar) al aventurero Christopher McCandless ya no podrá ser visitado por más turistas temerarios.
Alaska retira el autobús abandonado de 'Hacia rutas salvajes'
Alaska retira el autobús abandonado de 'Hacia rutas salvajes'

Si has visto la película Hacia rutas salvajes (2007), dirigida por Sean Penn, o leído el libro de Jon Krakauer que llevó al cine, reconoces al instante la silueta del autobús abandonado que sirvió de refugio a su protagonista en medio de Alaska, en el parque nacional Denali.

Christopher McCandless, que vivió allí durante 4 meses completamente solo contra los elementos, lo bautizó como Magic Bus en 1992. Y en ese mismo lugar ha permanecido, sirviendo como foco de atracción para algún que otro turista aventurero y fascinado con la trágica historia de este temerario senderista, hasta que esta semana las autoridades del Departamento de Recursos Naturales de Alaska decidieron retirarlo.

Las autoridades han puesto la seguridad pública por delante de la fascinación que podía generar este emplazamiento donde McCandless acabó muriendo por inanición tras haberse lanzado a la aventura como un nómada solitario por la naturaleza salvaje de Alaska; solo contaba con un rifle de caza y una guía de plantas comestibles para sobrevivir.

Tras la publicación del libro de Krakauer, que expandía el artículo que publicó en la revista Outside contando la odisea de McCandless, y, sobre todo, después del estreno de la película de Sean Penn protagonizada por Emile Hirsch, el culto en torno a Hacia rutas salvajes ha impulsado a muchas personas a visitar la ubicación durante las últimas dos décadas.

El tránsito de visitantes no solo ha acelerado el deterioro del autobús, sino que ha causado algunos accidentes en una zona peligrosa, donde no existe cobertura para teléfonos móviles y las condiciones meteorológicas pueden cambiar muy rápidamente. En 2019, una mujer murió intentando llegar al Magic Bus y este año cinco turistas italianos tuvieron que ser rescatados por las autoridades por el mismo motivo.

Corri Feige, del Departamento de Recursos Naturales de Alaska, ha comunicado que la retirada del autobús ha sido realizada por miembros de la Guardia Nacional, sacando de allí el vehículo por los aires mediante un helicóptero. Ahora será conservado en un lugar seguro hasta que el departamento decida qué hacer con él, o si lo ubica en otra localización donde pueda ser visitado por el público.

"Animamos a que la gente disfrute de las zonas salvajes de Alaska de manera segura. Aunque entendemos el lugar que ocupa este autobús en el imaginario popular, se trata de un vehículo abandonado y en constante deterioro que ha acarreado labores de rescate muy peligrosas y con gran coste; lo que es peor, a algunos visitantes les ha costado la vida", ha declarado Feige.

El origen del Magic Bus de Alaska

El autobús abandonado es un modelo International Harvester K-5 de 1946, que funcionó como el número 142 en la red de transporte público de la ciudad de Fairbanks hasta que a principios de los años 60 llegó al remoto lugar en el que se encontraba, en medio del parque nacional de Denali a unos 40 kilómetros de la carretera.

Fue trasladado allí, junto a otro puñado más sin motor y modificados por dentro con camas y una estufa, por los bulldozers de la compañía de construcción Yutan para servir como alojamiento a sus trabajadores durante operaciones de construcción y minería en la zona. Cuando recogieron el campamento, el autobús 142 quedó allí abandonado porque una rotura del chasis impedía que se pudiera arrastrar de nuevo.

Alaska retira el autobús abandonado de 'Hacia rutas salvajes'
Mostrar comentarios

Códigos Descuento