Aladdin no encuentra trabajo

Tras protagonizar el multimillonario remake de Disney, el actor se queja de no haber tenido una sola audición.
Aladdin no encuentra trabajo
Aladdin no encuentra trabajo

Cualquiera diría que protagonizar un blockbuster con el sello Disney (y junto a Will Smith, nada menos) supone entrar en Hollywood por la puerta grande. Pero, según Mena Massoud, ni siquiera actuar en la sexta película más taquillera de 2019 te libra de peregrinar por las audiciones. En una entrevista con The Daily Beast (vía Collider), el protagonista de Aladdin ha hablado sobre sus dificultades para encontrar trabajo.

"Estoy un poco cansado de callarme sobre esto", señala Massoud. El actor que estrena esta semana en EE UU Reprisal, su serie para Hulu, insiste en que las secuelas de haber trabajado en Aladdin "no son un camino de rosas". Según explica, tanto el público como sus compañeros de profesión pueden esperar otra cosa ("Tiene que haber ganado millones, tiene que haber recibido un montón de ofertas"), pero nada más lejos de la realidad. "No he tenido una sola audición desde que se estrenó Aladdin", señala.

La verdad es que Massoud no ha tenido una vida fácil: nacido en una familia de cristianos coptos, emigró de Egipto a Canadá con tres años, y su papel de debut en una serie (Nikita, allá por 2011) tuvo el expresivo nombre de "Al Qaeda nº3". El actor no achaca su falta de oportunidades a los estereotipos étnicos en Hollywood, aunque reconoce que están ahí: "Generalmente soy el comodín. En una habitación llena de chicos blancos, un director puede decir 'venga, voy a probar a un par de tíos de otro color".

Aun contando con esto, Massoud deplora su falta de oportunidades: "Estoy aquí sentado pensando: 'Vale, Aladdin acaba de llegar a los 1.000 millones de euros en taquilla. ¿Puedo tener por lo menos una audición? No estoy esperando que me digáis de golpe: 'Aquí tienes a Batman', pero ¿puedo al menos entrar en la habitación? ¿Podéis darme una oportunidad?".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento