Logo del sitio

Adam Mckay explica el motivo de su divorcio creativo con Will Ferrell: "Debí haberle llamado, la cagué"

El actor y el director han separado sus caminos después de grandes colaboraciones en película de humor como 'El reportero: La leyenda de Ron Burgundy'.
Will Ferrell y Adam McKay
Will Ferrell y Adam McKay
Cinemanía

Si ha habido una pérdida irreparable para la comedia, ésa ha sido la separación de Will Ferrell y Adam McKay. Actor y director han separado sus caminos después de más de 25 años colaborando en películas como El reportero: La leyenda de Ron Burgundy, Pasado de vueltas o Hermanos por pelotas. Y, por primera vez, McKay ha intentado explicar qué pasó entre los dos.

Todo se remonta a cuando McKay comenzó a preparar su miniserie sobre Los Angeles Lakers, el mítico club de baloncesto estadounidense que en los años 80 vivió una de sus épocas más esplendorosas con jugadores como Magic JohnsonKareem Abdul-Jabbar en la cancha y con Jerry Buss como propietario. Ferrell, gran hincha del equipo, iba a interpretar inicialmente a este magnate que compró Los Lakers en 1979. Sin embargo, McKay tenía otros planes para interpretar al dueño del equipo.

"Quería hacer la serie de forma hiperrealista, y Ferrell simplemente no se parece a Jerry Buss ni tiene su misma actitud", explica McKay, quien añade que no era el único que lo pensaba. "Había algunas personas involucradas que nos decían que les encantaba Ferrell, pero tampoco lo veían en el papel. Fue una decisión un poco dura". Sin embargo, la historia no acaba aquí, pues el director de La gran apuesta hizo algo más que no elegirlo para el papel.

McKay quiso contratar a un buen amigo de Ferrell, John C. Reilly, con quien ambos trabajaron en Hermanos por pelotas y al que veía mucho más en el papel de Buss. No obstante, el realizador decidió ocultar este cambio a Ferrell, que se terminó enterando cuando su amigo Reilly lo llamó por teléfono para contárselo, algo que McKay debió hacer y de lo que se arrepiente: "Debí haberle llamado y no lo hice... la cagué manejando la situación, tenía que haber hecho las cosas de otra manera", reconoce el director.

Esa "traición" hacia Ferrell fue la puntilla definitiva para un divorcio creativo. Ahora McKay está a punto de estrenar su nueva comedia para Netflix, No mires arriba, con un reparto de lujo que incluye a Leonardo DiCaprio, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Cate Blanchett o Timothée Chalamet. Por su parte, Ferrell sigue haciendo comedia y acaba de estrenar serie junto a Paul Rudd, The Shrink Netx Door

Aunque parece que ambos pueden seguir sin el otro, de momento no tiene pinta de que sus caminos se vuelvan a unir en un futuro próximo. Principalmente, porque Ferrell no le devuelve las llamadas ni los correos a McKay: "Pensaba que todo esto pasaría, pero él se lo tomó como algo más profundo de lo que podía imaginar, y por ello traté de acercarme a él y recordarle todas aquellas cosas que me hizo y por las que nunca se llegó a disculpar", concluye McKay.

¿Quieres recibir todos los viernes en tu correo las mejores recomendaciones de cine y series? Apúntate a nuestra Newsletter.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento