“Acaban de matar a ‘Dune’”: Denis Villeneuve también arremete contra Warner

Legendary Entertainment, productora de ‘Dune’ y ‘Godzilla vs. Kong’, ya ha amenazado con demandar a la major.
Denis Villeneuve rodando 'La llegada'
Denis Villeneuve rodando 'La llegada'

AT&T es la compañía de telecomunicaciones más grande del mundo, y desde 2018 es la empresa matriz de Warner Media. A raíz del reciente anuncio de Warner Bros. de instaurar un modelo híbrido entre salas y HBO Max a lo largo de 2021, por tanto, ciertas voces han señalado a esta multinacional como la responsable última de una medida tan drástica, que le afectaría enormemente al ya muy vapuleado sector de la exhibición y ya ha tenido continuidad en The Walt Disney Company (por el momento, solo en lo relativo a Raya y el último dragón). Christopher Nolan ya ha hecho notar su enfado por lo que considera un intento burdo para adecentar las cifras de “el peor servicio de streaming” (como llama a HBO Max), y no está solo en sus quejas.

La cadena de cines AMC ya ha desafiado oficialmente a Waner diciendo que no dejarán que esto les perjudique, mientras que Legendary Entertainment se plantea emprender medidas legales al hilo de Dune y Godzilla vs. Kong, películas financiadas mayormente por este estudio y afectadas por el plan de Warner. Precisamente a raíz de Dune también se ha manifestado su director, Denis Villeneuve, en contra de este modelo, a lo largo de una sentida carta publicada por Variety. “No hay nada de amor por el cine, ni amor por las audiencias aquí”, defiende. “Todo se reduce a la supervivencia de un gigante de las telecomunicaciones, uno que tiene que afrontar una deuda astronómica de más de 150.000 millones de dólares”.

“Tras el lanzamiento fallido de HBO Max, AT&T está decidida a sacrificar todos los estrenos de Warner Bros. para 2021 en un intento desesperado de ganarse la atención de la audiencia”, escribe el director de La llegada. Su adaptación de Frank Herbert tenía programado el estreno para este 18 de diciembre, pero la crisis del coronavirus precipitó que el lanzamiento se aplazara al 1 de octubre de 2021, y Villeneuve estuvo de acuerdo con ello. “El plan era que Dune se estrenara en los cines en octubre de 2021, cuando las vacunas estuvieran listas y, con suerte, dejáramos atrás al virus. La ciencia nos dice que todo debería haber vuelto en la normalidad para el próximo otoño”.

Ahora, con este cambio de última hora, Villeneuve teme que Dune se vea afectada negativamente por su presencia simultánea en salas y streaming, favoreciendo la piratería. “El streaming puede producir gran contenido, pero no películas con el tamaño de Dune”, asegura. “La decisión de Warner significa que Dune no tendrá la oportunidad de ser económicamente viable en salas y la piratería acabará triunfando. Warner Bros. podría haber matado la saga de Dune. John Stankey, de AT&T, dijo que el caballo del streaming ya había abandonado la cuadra. Yo diría que la ha abandonado, sí, pero para irse directo al matadero”.

La traición de Warner

El plan de la major afecta también a películas como The Suicide Squad, Matrix 4 o En un barrio de Nueva York, y en torno a Dune Villeneuve lamenta que el film haya sido realizado específicamente para exhibirse de la forma habitual. Dune es de lejos la mejor película que jamás he hecho”, llega a afirmar. “Mi equipo y yo hemos dedicado más de tres años de nuestra vida para desarrollar una experiencia única en la gran pantalla. La imagen de la película y el sonido están meticulosamente diseñados para ser experimentados en cines”.

“De repente Warner Bros. ha pasado de ser un histórico gran hogar para los cineastas a una gran barrera frente a mí. Hacer películas es colaborar, confiar en tu equipo de trabajo, y Warner ha declarado que ya no está en este equipo”. Villeneuve se siente traicionado por el estudio, y transmite su apoyo a otros cineastas afectados como él. “Hablo a título personal, pero transmito mi solidaridad hacia los otros dieciséis cineastas que ahora encaran el mismo destino. Por favor, sabed que estoy con vosotros y que juntos somos más fuertes”.

Villeneuve finaliza su carta apelando al poder de la exhibición y la importancia que tiene a un nivel más allá de la taquilla recaudada. “El impacto económico es solo un aspecto de la responsabilidad social. Encontrar formas de impulsar la cultura es otra. La experiencia de ir al cine no tiene comparación. En estos tiempos oscuros las películas capturan nuestra historia, nos educan, espolean nuestra imaginación y cimentan nuestro espíritu colectivo. Es nuestro legado”, insiste. “Creo firmemente que el futuro del cine está en la gran pantalla, diga lo que diga la gente de Wall Street”.

“Larga vida al cine en salas”, escribe, por último, Denis Villeneuve.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento