A James Cameron se le ocurrió la historia de John Connor en 'Terminator 2' drogado con éxtasis

Éxtasis y la canción 'Russians' de Sting: así ideó Cameron la mejor película de acción.
'Terminator 2: El juicio final'
'Terminator 2: El juicio final'
Cinemanía

Hoy, 1 de julio, Terminator 2: El juicio final cumple 30 años desde su estreno en EE UU, tres décadas en las que se ha convertido en una de las secuelas más aclamadas de la historia del cine y en un título de culto que cambió para siempre el cine de acción. Para celebrar este aniversario, el director James Cameron ha participado en un reportaje publicado en The Ringer en el que ha desvelado que desarrolló la historia sobre el hijo de 10 años de Sarah Connor, John Connor, tras haber consumido éxtasis. 

"Recuerdo sentarme ahí una vez, drogado con éxtasis, escribiendo notas para Terminator. Me vino la canción de Sting, eso de 'I hope the Russians love their children too", ha explicado el cineasta, refiriéndose a la canción Russians: "Y pensé: '¿Sabes qué? La idea de una guerra nuclear es tan antiestética respecto a la propia vida'. De ahí salió el crío".

Una vez Fox se puso en contacto con Cameron para hacer la segunda entrega de la saga, el director se reunió con el equipo de efectos visuales para ver si su idea de hacer un personaje de metal líquido (que sería T-1000, interpretado por Robert Patrick) podía funcionar. 

Su siguiente preocupación era convencer a Linda Hamilton para que volviera: "La llamé y le dije: 'Mira, quieren darnos mucho dinero para que hagamos una secuela. ¿Estás dentro o fuera? Entre tú y yo, no quiero hacerla realmente si Sarah no regresa y no quiero coger a otra actriz para que haga de Sarah, así que tienes que decir que estás dentro". 

Afortunadamente, esa fue la respuesta de Hamilton, aunque puso una condición a Cameron: que su personaje enloqueciera. "Quiero estar loca, como si me hubiera vuelto loca", me dijo. Le respondí: '¿Loca como en un manicomio, internada?'. Me dijo: 'Sí, eso es. Deja que interprete a una loca. Deja que me vuelva loca'. Le dije: 'Vale, tendrás mi versión de loca". Y, efectivamente, nos reencontramos con Sarah Connor ingresada en un psiquiátrico.

30 años, 132 millones de euros de presupuesto y 673 millones como beneficio bruto en taquilla después, Terminator 2 sigue siendo uno de los títulos favoritos de la saga y toda una revolución para el cine de acción. Y pensar que todo empezó con un subidón de éxtasis. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento