A Emilia Clarke le alivió el fracaso de 'Terminator: Génesis'

Así por lo menos no tiene que hacer de Sarah Connor en más secuelas.
A Emilia Clarke le alivió el fracaso de 'Terminator: Génesis'
A Emilia Clarke le alivió el fracaso de 'Terminator: Génesis'

Aunque cueste recordarlo, porque todos como sociedad hemos hecho el reconfortante esfuerzo de eliminarla de la memoria colectiva, Terminator: Génesis existió alguna vez. Fue en el verano de 2015. Era la quinta película de la saga Terminator, traía de vuelta a Arnold Schwarzenegger incluso, y contaba con Emilia Clarke como intérprete de una guerrera Sarah Connor. En la silla de dirección, un viejo conocido de la actriz: Alan Taylor, realizador de numerosos episodios de Juego de tronos. Nada salió bien (de hecho, James Cameron ya anda liado con otra secuela que ignorará todo aquello). Algo que para Clarke fue un alivio.

Según cuenta la actriz británica en una entrevista con Vanity Fair, se sintió "aliviada" cuando Terminator: Génesis fracasó en taquilla, lo que la liberó de la obligación de retomar su papel en futuras secuelas. La experiencia de rodaje no fue muy agradable para Clarke, que vio cómo Alan Taylor era "devorado y desmenuzado en Terminator. No era el director que yo conocía. No lo pasó nada bien".

Para que nos hagamos una idea de lo problemática que fue la producción, la actriz añade otro detalle "que resume la situación". Terminator: Salvation se rodaba en un plató muy cercano a la filmación de Cuatro Fantásticos. Sí, esa Cuatro Fantásticos; la de Josh Trank. Pues bien, el equipo técnico de Cuatro Fantásticos se hizo unas chaquetas personalizadas en las que se podía leer: "Al menos no estamos [trabajando] en Terminator".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento