2020 bate récords en películas dirigidas por mujeres (pero siguen siendo cifras mejorables)

El porcentaje de directoras no ha hecho sino crecer en los últimos años, tomando parte en el éxito de varios blockbusters.
Gal Gadot en 'Wonder Woman 1984'
Gal Gadot en 'Wonder Woman 1984'

En los últimos años, Hollywood ha emprendido un largo y trabajoso viaje que debería desembocar en una industria mucho más equitativa, sin distinción de géneros. Más allá de certámenes que proponen requisitos de inclusión de cara a que las películas puedan competir, los estudios parecen estar esforzándose en revertir el clima de desigualdad, con organismos tan valiosos como el Celluloid Ceiling, impulsado por la Universidad de San Diego, para vigilar en qué van deparando estas medidas. Según recogen medios como Deadline, el estudio de 2020 ya se ha realizado con resultados muy positivos, que superan con bastante holgura los datos de ediciones anteriores.

2020 ha sido un año catastrófico para la exhibición cinematográfica (está por ver si las consecuencias no son irreparables), pero en otros ámbitos ha dado con escenarios optimistas, como atestigua el reciente éxito en taquilla de Wonder Woman 1984, dirigida por Patty Jenkins. Según el Celluloid Ceiling, que va por su año 23, el 18% de las películas más exitosas del año están dirigidas por mujeres, habiéndose batido un récord con respecto al 13% de 2019 y, desde luego, el 8% de 2018. Cifras alentadoras, pero que palidecen en cuanto sopesamos su contrapartida: significa que el 80% de las películas están dirigidas por hombres.

El estudio también aborda la labor de las mujeres en otros ámbitos, y en 2020 se han dado un 28% de productoras, un 21 % de productoras ejecutivas, un 18% de editoras, un 12% de guionistas y tan solo un 3% de directoras de fotografía. El cómputo de editoras y guionistas ha disminuido con respecto al año pasado, y la investigación apunta una reveladora tendencia: muchas películas con mujeres en puestos de dirección tienen a otras mujeres en su equipo de guionistas. De hecho, frente al 8% de películas dirigidas por hombres con una mínima paridad en su equipo, el 53% de estas películas suscribe esta tendencia.

Son cifras, en resumen, que hay que tomar con mesura, puesto que aunque aludan a un posible cambio de paradigma en Hollywood no dejan de ilustrar al mismo tiempo de una desigualdad congénita. De hecho, el 67% de las películas escrutadas no tiene ninguna mujer en puestos importantes, mientras que el 70% tuvo a diez o más hombres en estas labores. “El desequilibrio es impresionante”, se lamentaba Martha Lauzen, una de las impulsoras del estudio. “La mayor parte de las películas emplean a menos de 5 mujeres y a 10 o más hombres”. ¿Mejorará algo la situación este año, con películas como Viuda Negra y Eternals, que tienen a Cate Shortland y Chloé Zhao como directoras?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento