10 sagas de cine que duraron demasiado

Una vez más, Michael Bay promete retirarse de la franquicia 'Transformers'. Recordamos otros seriales que empezaron bien, y acabaron agotando hasta a sus autores
10 sagas de cine que duraron demasiado
10 sagas de cine que duraron demasiado

Lectores, tenemos una noticia que hará saltar de alegría a más de uno: Michael Baydice que Transformers: El último caballero será la última película de la saga... con él como director. Cuando conocimos este dato, y tras haber visto la (hasta ahora) tetralogía, no pudimos evitar hacernos una serie de preguntas: ¿Cómo aguantará Bay el tipo ante los fans con esa fusión de robots gigantes y el mito del rey Arturo? ¿Qué se había fumado Anthony Hopkins cuando declaró que el director más explosivo le parecía "un genio"? Y, sobre todo: ¿nadie le ha contado a este señor lo de "tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe"?

Está claro que, con Transformers: El lado oscuro de la luna, Bay se las apañó para elevar el tono del serial tras la chapuza de Transformers: La venganza de los caídos. Y, al fin y al cabo, Transformers: La era de la extinción no se merecía tanto odio. Pero, honestamente, creemos que los robots gigantes están empezando a dar poco de sí. Por ello, y para que escarmiente quien convenga, hemos recordado estas 10 sagas de cine que duraron más de lo debido y que acabaron aburriéndonos.

Indiana Jones (1981 - ...)

10 sagas de cine que duraron demasiado

Entregas: Cuatro, entre ellas tres clásicos: En busca del Arca perdida, Indiana Jones y el templo maldito e Indiana Jones y la última cruzada. De esa que apareció en 2008, cuanto menos se hable, mejor.

¿Por qué nos acabó cansando? En realidad, nuestro problema con las aventuras de 'Indy' no es tanto de cansinamiento como de decepción profunda. Porque tras haber acompañado al arqueólogo del sombrero por todo el ancho mundo, pasándonoslo pipa en el proceso, un descenso cualitativo como el de Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal resultaba casi doloroso. Para colmo, tanto Spielberg como el jubileta George Lucas y un reluctante Harrison Ford no apean sus planes de rodar una quinta entrega, que podría estrenarse en 2019.

Terminator (1984-¿2015?)

10 sagas de cine que duraron demasiado

Entregas: Cinco, más una continuación televisiva (Terminator: Las crónicas de Sarah Connor).

¿Por qué nos acabó cansando? La franquicia que lanzó a James Cameron al estrellato perdió todo su fuste con la salida de su creador. Mientras que el primer filme sigue siendo una obra maestra (rodada, además, con medios modestos) y Terminator 2 dio carta de naturaleza a los efectos digitales, la achacosa estampa de Schwarzenegger en Terminator 3: La rebelión de las máquinas movía a la risa casi tanto como un guión con la inventiva bajo cero. Y qué decir de Terminator Salvation Terminator: Génesis, sendos intentos (el segundo, más patético que el primero) de revivir la franquicia comercialmente. Ahora, para colmo, Cameron quiere poner en marcha una nueva trilogía con cyborgs asesinos. ¿No habrá llegado el momento de formatear Skynet de una vez por todas?

Rocky (1976-2016)

10 sagas de cine que duraron demasiado

Entregas: Siete, de las cuales sólo destacan la primera... ¿Y las dos últimas?

¿Por qué nos acabó cansando? Habrá que preguntárselo a Sylvester Stallone: de un drama bastante realista sobre el boxeo y la inadaptación, la saga del púgil de Philadelphia acabó convertida en la suma de todos los tópicos del cine ochentero más comercial, que perdía pegada a cada entrega. De ahí que, en 1990, Rocky V pareciera un chiste geriátrico. Pero, cuando todo parecía perdido, 'Sly' aprendió la lección de su propio personaje ofreciendo una conclusión tan digna como Rocky Balboa, la cual nos recordó por qué el primer filme de la saga le levantó el Oscar a Taxi Driver. Nueve años más tarde, el spin-off Creed: La leyenda de Rocky prolongó la historia con mucha dignidad, granjeándole a 'Sly' una nominación al Oscar como secundario.

Superman (1978-2006)

10 sagas de cine que duraron demasiado

Entregas: Cinco, si contamos Superman Returns, y cuatro si nos atenemos a las protagonizadas por Christopher Reeve. 

¿Por qué nos acabó cansando? El propio Christopher Reeve admitía, en sus memorias, que Superman IV: En busca de la paz (1987) era un chiste malo con presupuesto de serie B. Una pena, porque en la primera entrega (y en su versión de la segunda), Richard Donner había demostrado que una película de superhéroes podía ser también un hermoso filme. Todo hay que decirlo, la cosa ya había empezado a oler en Superman III, con su comicidad chorras a cargo de Richard Pryor. Cuando Bryan Singer trató de conseguir un filme de superhéroes que le gustase a las chicas, el público y la crítica tampoco respondieron bien. Ahora, lo de Henry Cavill, El hombre de acero y el Universo DC en general es otra historia...

Tiburón (1985-1987)

10 sagas de cine que duraron demasiado

Entregas: Cuatro. Entre ellas, Tiburón: la venganza. ¡Uf!

¿Por qué nos acabó cansando? Ya que antes le reprochábamos prolongar innecesariamente la vida de Indiana Jones, justo es decir que Spielberg hizo bien retirándose de este serial a tiempo. Porque, después de innovar en el género de terror (lo importante de Tiburón, recordemos, no era lo que mostraba del bicho, sino lo que no se veía) y sacarse de la manga el formato blockbuster como quien no quiere la cosa, debe doler ver cómo tu creación acaba en manos del 3D choricero (Jaws 3-D: El gran tiburón, 1983). Y, sobre todo, como el mismísimo Michael Caine admite con elegancia que no ha querido ni ver la última entrega, en la cual él era el protagonista.

Viernes 13 (1980-2003)

10 sagas de cine que duraron demasiado

Entregas: Once, y eso sin contar el reboot de 2009.

¿Por qué nos acabó cansando? Quien dice Viernes 13 podría decir también La noche de Halloween, Hellraiser o incluso Pesadilla en Elm Street, aunque La nueva pesadilla de Wes Craven tuviese su aquel. Pero la odisea de Jason Voorhees es especialmente representativa, por su cutrez y su forma de agotar sus postulados, de ese slasher de los 80 cuyo fuste se agotó en cuanto comprendimos que la abstinencia sexual era la clave de la supervivencia. Eso sí, antes de llegar al crossover Freddy contra Jason, la saga sacó fuerzas de flaqueza para entregar Jason X, una descacharrante autoparodia en clave de ciencia-ficción.

Arma letal (1987-1998)

10 sagas de cine que duraron demasiado

Entregas: Cuatro, y sobraron al menos dos.

¿Por qué nos acabó cansando? Efectivamente, lectores, los 80 fueron la época de las sagas interminables. Y las aventuras de los superpolis Mel Gibson y Danny Glover son un buen exponente de por qué dichos seriales perdieron la gracia con el tiempo: todo comenzó con una buddy movie policial, bastante violenta pero con gotas de comedia, prosiguió aumentando las risas de forma exponencial... Y acabó con una desnortada entrega final en la que todos exclamamos aquello de "¡Me estoy haciendo viejo para esta mierda!". A este respecto, podríamos haber recordado las tres entregas de Superdetective en Hollywood, pero es que en ellas no apareció nunca Joe Pesci teñido de platino.

Las crónicas de Narnia (2005-...)

10 sagas de cine que duraron demasiado

Entregas: Tres, por el momento.

¿Por qué nos acabó cansando? Acudir a las obras de C. S. Lewis, escritor de fantasía y amigo de J. R. R. Tolkien, para realizar una saga que plantase cara a El Señor de los anillos desde una óptica más familiar parecía una buena idea... Salvo por el pequeño detalle de que, mientras la trilogía de la Tierra Media abarca sus tres volúmenes y para de contar, los libros de Narnia son nada menos que siete novelas, entre las cuales abundan los saltos temporales y las variaciones en el reparto. A la altura de La travesía del Viajero del Alba (2010), el público parecía haber tenido bastante. Ahora, Joe Johnston (Capitán América: El primer vengador) dirige The Silver Chair, una secuela que (como suele ocurrir en estos casos) servirá tambiéné de reboot. Es lo que tienen los niños, que crecen rápido.

Austin Powers (1997-2002)

10 sagas de cine que duraron demasiado

Entregas: Tres, y podría haber una cuarta.

¿Por qué nos acabó cansando? En 1997, en plena fiebre del Brit Pop, Mike Myers dio en la diana convirtiendo una parodia de los filmes de espías de los 60 (no sólo de James Bond) en un clásico de culto instantáneo. Dos años después, La espía que me achuchó nos dejó pasmados por su forma de hacer hincapié en lo escatológico. Pero, cuando llegó Austin Powers en Miembro de Oro y vimos repetirse una vez más el gag de las sombras en la tienda de campaña (por no hablar del montaje final con eufemismos sexuales), nos acordamos de que los chistes largos son los que menos gracia tienen. Myers está dispuesto a rodar una cuarta entrega, y esperamos que le salga mejor que El gurú del buen rollo, porque si no...

Shrek (2001-...)

10 sagas de cine que duraron demasiado

Entregas: Cuatro, y la última no es la peor. Además, hay que contar con dos especiales televisivos y el spin off El Gato con Botas.

¿Por qué nos acabó cansando? Partiendo de la base de que Dreamworks no es Pixar, y que con el humor referencial y las parodias no se obtiene lo mismo que con un buen guión, afirmemos que la saga del ogro resultó divertida en su película inaugural, y divertidísima en Shrek 2. Pero a la altura de Shrek Tercero, una película que llevaba la palabra "inercia" escrita en su frente verdosa, nos pasó como con los cuentos de hadas que te cuenta tu madre: al principio fascinan, y después aburren. Tanto Shrek: Felices para siempre como El Gato con Botas elevaron el listón de la franquicia, pero nunca hemos vuelto a reírnos tanto desde entonces. Una nueva entrega, Shrek 5, está en preparación.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento