10 películas y series que han contado 2020 en tiempo real

El audiovisual de este año terrible ha sido ocasionalmente asaltado por los cambios tan drásticos que atravesaba el mundo. Estos son solo unos cuantos ejemplos.
Fotogramas de 'Contagio', '2020' y 'Tenet'
Fotogramas de 'Contagio', '2020' y 'Tenet'

El audiovisual no brota de la nada, sino que es permeado por todo lo que le rodea y levantado a partir de convicciones y objetivos anclados en una realidad muy concreta. Siempre ha sido así, siempre lo será, y lo ha sido especialmente en un año histórico como este 2020 que por fortuna ya toca a su fin. Un año donde la industria del cine y las series ha sido afectada, de forma quizá definitoria, por la crisis del coronavirus y la aceleración de los cambios que venían circundando este aparataje desde hace años. Era cuestión de tiempo que la guerra de streaming afectara al consumo en detrimento de la exhibición tradicional cinematográfica, y 2020 apunta a ser el punto de inflexión de esta tendencia.

Más allá de aquello en lo que pueda derivar este cambio de paradigma (las recientes decisiones de Disney y Warner apuntan a un cambio irreparable), este año infame ha sido, como no podía ser de otra manera, pródigo en ficciones que reflexionaran sobre el presente y ofrecieran un espejo en el que mirarse. Ya sea a través de obras creadas en plena crisis sanitaria, u otros títulos previos que se revelaron proféticos, el audiovisual ha sido inseparable de 2020, sirviendo ocasionalmente para comprender lo que pasaba o, las más de las veces, evadirnos de esta realidad. 

A continuación distinguimos 10 películas y series que ya para siempre estarán vinculadas a este año.

EL HOYO (Galder Gaztelu-Urrutia)

Zorion Eguileor en 'El hoyo'
Zorion Eguileor en 'El hoyo'

La ópera prima de Galder Gaztelu Urrutia obtuvo el premio a Mejor película en el Festival de Sitges de 2019, pasando posteriormente por los cines sin llamar demasiado la atención del público. Sin embargo, una vez engrosó el catálogo de Netflix el 21 de febrero de este año, este thriller distópico empezó a sumar una serie de éxitos inesperados; desde alcanzar unas cifras astronómicas en este servicio de streaming hasta ser número 1 en la taquilla de Corea del Sur. En base a esto y a la relevancia que adquirió durante el confinamiento, sus responsables desarrollaron una ambiciosa campaña para que pudiera ser nominada a Mejor película internacional en los Oscar. 

El pasado noviembre este sueño quedó en nada cuando, en su lugar, resultó ser La trinchera infinita la encargada de representar a España en los premios (película, por cierto, que también figura en esta lista), sin que la decepción consiguiente redundara en sus grandes logros, y en una inesperada capacidad para corresponder a la actualidad. Y es que es inevitable relacionar el opresivo escenario de El hoyo, con esos pisos cuyos ocupantes dependen del autocontrol y solidaridad de quienes están arriba para alimentarse, con lo presenciado durante la pandemia y el lamentable egoísmo que han exhibido múltiples ciudadanos.

CONTAGIO (Steven Soderbergh)

Jude Law en 'Contagio'
Jude Law en 'Contagio'

¿Una película de 2011? Pues en efecto, ya que los responsables de Contagio hicieron tan bien su trabajo a la hora de imaginar y documentar cómo podía reaccionar el mundo ante una pandemia que hoy día resultan verdaderamente perturbadoras sus imágenes, por lo profético. A principios de año, cuando el coronavirus empezaba a extenderse, ya hubo varios espectadores que recuperaron la película (una, por cierto, que pasó muy desapercibida en su estreno pese a lo lujoso del reparto) y destacaron escenas que incluían toses, mascarillas, enérgicas recomendaciones de lavarse las manos y, también, la consiguiente expansión de bulos.

HBO España acabó incluyendo Contagio en su catálogo, pero la importancia de este sobrio thriller fue más allá de su revalorización por parte de los espectadores. Gracias a su experiencia rodando la película, Steven Soderbergh fue elegido líder de un comité en Hollywood designado para elaborar medidas anti-COVID de cara a asegurar los rodajes (algo que condujo a la paulatina reanudación de los mismos), mientras que otros involucrados en la película compartieron sus impresiones sobre las diferencias entre realidad y ficción, e incluso una psicóloga llegó a defender que era más saludable psicológicamente ver Contagio que las noticias. 

LA TRINCHERA INFINITA (José Mari Goenaga, Aitor Arregi y Jon Garaño)

Antonio de la Torre en 'La trinchera infinita'
Antonio de la Torre en 'La trinchera infinita'

Lo nuevo de los directores de Handia o Loreak llegó a los cines en octubre de 2019 acompañado por unas críticas portentosas que lo erigieron, en compañía de la Dolor y gloria de Pedro Almodóvar, como el film de mayor proyección en aquella temporada de premios. Las alabanzas llegaron al punto, como referíamos arriba, de que La trinchera infinita fuera seleccionada para representar a España en los postergados Oscar de 2021. Mientras esto sucedía, y al igual que pasaba con El hoyo, la película llegaba a Netflix y obtenía nueva vida gracias a sus suscriptores.

Lamentablemente, esto sucedió en fechas cercanas al inicio del Estado de alarma y correspondiente cuarentena en España. Desarrollada entre el 13 de marzo y el 20 de junio, fueron muchos los que vieron por primera vez La trinchera infinita desde la soledad de su casa y con la obligación de no salir a la calle, desarrollando una fuerte conexión emocional con el personaje protagonista que interpretaba Antonio de la Torre. Higinio, tras el fin de la Guerra Civil, se veía obligado a esconderse en su casa durante 30 años, y la angustia y cercanía con la que sus directores describían este confinamiento, de repente, parecían terriblemente cercanos.

VIVARIUM (Lorcan Finnegan)

Jesse Eisenberg e Imogen Poots en 'Vivarium'
Jesse Eisenberg e Imogen Poots en 'Vivarium'

Vivarium, como El hoyo, pasó por el Festival de Sitges antes de adquirir en 2020 una inesperada relevancia. El 8 de abril, en pleno confinamiento, salavirtualdecine estrenó en digital esta interesantísima película de Lorcan Finnegan, que ya había obtenido previamente el premio a Mejor actriz para Imogen Poots dentro del certamen catalán. La originalidad de su guion, que apuntaba a diversas cuestiones existenciales desde un espacio muy sugerente, ya fue alabada entonces. Cuando los espectadores confinados se toparon con ella, sin embargo, esta historia resultó ser aún más visionaria.

El film de Finnegan narraba cómo una joven pareja (Poots y Jesse Eienberg) adquirían una casa en una inquietante urbanización donde todas las viviendas eran exactamente iguales, solo para descubrir que estaban atrapados en la misma morada que pretendían comprar. Los sucesos posteriores ayudaban a confirmar Vivarium como una despiadada autopsia de nuestras aspiraciones como seres sociales, mostrando los límites de la convivencia y de las ideas que nuestro entorno había dictaminado que debían guiar la existencia. La rutina, el hastío, la sensación de que no había salida y de que solo podías hacer lo que se supone que debías hacer... de pronto todo era demasiado real.

EL COLAPSO (Jérémy Bernard, Guillaume Desjardins y Bastien Ughetto)

Fotograma de 'El colapso'
Fotograma de 'El colapso'

Nuevamente, una ficción desarrollada muy anteriormente a la crisis del coronavirus, que una vez entró en nuestro radar parecía haber sido diseñada para impregnarse de ella y hacer el visionado aún más incómodo. El colapso es una serie compuesta de ocho episodios de apenas 20 minutos, con la particularidad de que cada uno de ellos está rodado en un único plano secuencia. Emitida en Francia en 2019, sus ideas se fundamentaban en la colapsología, rama de los estudios sociales iniciada por gente como Yves Cochet que especulaba sobre los distintos escenarios a los que podía abocar una catástrofe global.

La gente de Filmin, consciente de cómo podía adecuarse algo así a la que estaba cayendo, estrenó El colapso en su plataforma el pasado 14 de julio, y como era previsible muchos espectadores quisieron experimentarla. No cabía duda, en efecto, de que sus responsables habían hecho los deberes: segmentos como el del supermercado, la mezquina huida de un millonario o, sobre todo, el de la residencia de ancianos, proveían una extrañísima catarsis donde te podías sorprender diciendo cosas como "pues el apocalipsis no funciona así del todo". La magia de la colapsología.

TENET (Christopher Nolan)

John David Washington en 'Tenet'
John David Washington en 'Tenet'

Si hemos de destacar un blockbuster de 2020 no hay mucho donde elegir, pero aun habiéndolo Tenet seguiría destacando por encima de todos ellos. La significancia histórica de lo último de Christopher Nolan es impepinable, por cómo canalizó un pulso de antología entre el cineasta y Warner, que se resistía a estrenarla en los cines debido a la crisis del coronavirus y logró retrasar este lanzamiento varias veces hasta que Nolan se salió con la suya. Tenet llegó a los cines españoles el 26 de agosto de 2020 y poco después también lo hizo en EE.UU., saldándose con una taquilla decepcionante a todas luces que la major esgrimió posteriormente como principal motivo para mandar los estrenos de 2021 a HBO Max y a las salas que estuvieran abiertas, simultáneamente.

No es descabellado identificar Tenet, por tanto, como el film que aceleró una reconversión industrial a través del deseo de un director por guiar a los cines de vuelta a la normalidad. El alcance último de estas consecuencias aún está por ver, y el caso es que más allá de estas cuestiones la película, en sí misma, también puede leerse en relación a 2020. En Tenet no solo hay mascarillas; también una defensa de que el pasado pasado está, y no nos queda otra que confiar en que nosotros y nuestros antepasados puedan construir un futuro mejor, por muy difícil que se ponga el presente. Un mensaje ciertamente alentador en 2020 que, debido a la complicadísima línea temporal, es posible que a muchos espectadores les pasara desapercibido.

BORAT: SUBSEQUENT MOVIEFILM (Jason Woliner)

Sacha Baron Cohen es Borat
Sacha Baron Cohen es Borat

Sacha Baron Cohen había rodado la secuela de su exitosa Borat en secreto, de modo que fue todo una sorpresa para sus fans descubrir que el estreno en Amazon Prime de Borat: Subsequent Moviefilm estaba a la vuelta de la esquina, programado para el 23 de octubre. Siempre pendiente de abordar la realidad del modo más incómodo posible, en esta ocasión el humorista británico había lidiado con dos cuestiones fundamentales de cara a su película (y ayudado por su hija ficticia, interpretada por Maria Bakalova): las inminentes elecciones presidenciales de EE.UU. y la crisis del coronavirus. Esto último, claro, no estaba planeado cuando Cohen empezó con sus nuevas travesuras.

¿En qué derivó todo esto? Por un lado, en un escándalo capaz de poner en apuros a la Administración Trump a raíz del comportamiento de Rudy Giuliani, abogado del presidente, en presencia de Bakalova y de una cámara oculta. Y, por otro, en un testimonio de primera mano de cómo se vivieron en este país las primeras semanas de la pandemia, con Cohen viéndose obligado a pasar el confinamiento en compañía de conspiranoicos del QAnon... haciéndose pasar por su personaje durante varios días seguidos. El humor kamikaze de quien nos trajo Borat, Brüno y Ali G alcanzaba, así, una nueva cumbre.

HOW TO WITH JOHN WILSON (John Wilson)

John Wilson a punto de enseñarnos a vivir
John Wilson a punto de enseñarnos a vivir

El mismo día que la secuela de Borat llegaba a HBO una serie documental de bastantes similitudes con la película de Sacha Baron Cohen, despojada de (casi) toda su maldad. Esta particularísima obra se centraba en las andanzas de John Wilson, un "neoyorquino inquieto" que registraba con su cámara todo tipo de imágenes y personajes peculiares, y en base a lo grabado trataba de desarrollar manuales de gran utilidad en torno a los andamios de Nueva York, al mejor modo de preparar un risotto o (en la inestimable compañía del club de árbitros) a aclarar cuál era la forma correcta de dividir la cuenta de una comida.

Al igual que Borat, How to with John Wilson se fundamentaba en sucesos reales manipulados por el protagonista (en el caso de la serie de HBO, también por un posterior y brillantísimo montaje), y al igual que Borat también tuvo que lidiar inesperadamente con la crisis del coronavirus. La cámara de Wilson se topaba entonces con las calles desiertas, exhibiendo una preocupación con la que era fácil empatizar por una vecina que era población de riesgo (y quizá el personaje más entrañable de 2020). How to with John Wilson es un pequeño milagro al que ni el COVID-19 ha hecho perder luminosidad, y afortunadamente ya tiene confirmada una segunda temporada.

2020 (Hernán Zin)

Fotograma de '2020'
Fotograma de '2020'

Antes de trabajar en 2020, la carrera como documentalista de Hernán Zin le había llevado a Ruanda, Bosnia, Gaza o Siria para sacar adelante obras muy concienciadas con las consecuencias sociales de la misoginia o, en especial, de la guerra. Una experiencia que se ajustaba a la perfección con los objetivos de su último trabajo, comprometido con la extracción de imágenes y momentos que han permanecido invisibles a lo largo de la pandemia y, en especial, de los meses que duró el Estado de alarma. Zin quería mirar donde nadie miraba o donde a nadie le permitían mirar, y de ello resultaron 85 minutos tan devastadores como esclarecedores.

2020 no solo se adentra en los hospitales donde el personal sanitario hace lo que puede para contener el virus (dejándonos viñetas impresionantes como aquélla que encuentra a una mujer que no puede ver a su hija recién dada a luz a causa de haber sido aislada por dar positivo en COVID-19), sino que también inspecciona otros estratos de la sociedad y subraya la magnitud de un fenómeno que aún estamos lejos de entender en toda su hondura. Lo ocurrido con los animales domésticos, con las residencias de ancianos, o incluso con las personas sin techo, ayudan a trazar una mirada panorámica y refrendan la ambición de haber elegido "2020" como título para el documental. 

HOST (Rob Savage)

Las protagonistas de 'Host'
Las protagonistas de 'Host'

Borat 2, How to with John Wilson y 2020 han sido rodadas en plena crisis sanitaria, y como ellas se han dado multitud de películas y series que partían de mimbres similares. En muchas ocasiones, con una motivación exploit que ha llegado a ser percibida con rechazo por crítica y público, aludiendo al "mal gusto" o a lo "gratuito". Más allá de estas consideraciones sí se han estrenado títulos de cierto interés, como algún que otro segmento de la antología En casa emitida por HBO España (Una situación extraordinaria, dirigido por Rodrigo Sorogoyen, está especialmente conseguido) o Songbird, estimable película producida por Michael Bay que especulaba con la posibilidad de que el virus mutara y dentro de algunos años la situación mundial hubiera empeorado.

Entre todas estas manifestaciones directamente concebidas en la "nueva normalidad" o de camino a ella, destaca el muy reciente Host, mediometraje dirigido por Rob Savage y destinado a la plataforma Shudder que se reduce a una quedada vía Zoom que sale espantosamente mal. Utilizando con sabiduría las reformulaciones found footage de películas como Open Windows o la formidable Searching, Host se beneficia de una lograda atmósfera, un sentido del humor afinadísimo (casi siempre relacionado con las idiosincrasias del confinamiento) y, sobre todo, de un potencial para asustar nada desdeñable dentro de los estándares de 2020.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento