Logo del sitio

10 películas que sus directores no quieren que veas

Kubrick desautorizó su debut como cineasta, Woody Allen rodó dos veces 'Septiembre' antes de decidir que era bazofia, y David Fincher es el primero en decir que 'Alien 3' apesta. Descubre con nosotros a los hijos ilegítimos de los genios de Hollywood. Por YAGO GARCÍA
10 películas que sus directores no quieren que veas
10 películas que sus directores no quieren que veas

Aunque muy pocos se enteraron, el pasado miércoles tuvo lugar un hecho histórico. Porque los espectadores estadounidenses del canal TCM pudieron contemplar una de las películas más enigmáticas de la historia, que se emitía por primera vez en televisión: nada menos que Fear and Desire, el debut de Stanley Kubrick, que había permanecido oculto desde su estreno en 1953. ¿Por qué? Pues porque el director pensaba que era malísimo. Probablemente, el autor de El resplandor debe estar revolviéndose en su tumba ante el sacrilegio, así que, en su honor, hemos reunido esta lista de películas despreciadas por sus propios directores.

Algunos de estos filmes se estrenaron firmados por Alan Smithee, el longevo seudónimo que el Sindicato de Directores de Hollywood pone a disposición de sus socios cuando estos no quieren aparecer como responsables de un truño. Otros aparecieron adjudicados bajo otros nombres falsos, mientras que, en otros casos, sus responsables decidieron asumir las consecuencias y firmarlas con su propio nombre. Todos estos títulos sólo tienen una cosa en común: no les gustan ni a los cineastas que los parieron. Descubre por qué.

Jim Sheridan - Detrás de las paredes (2011)

¿Por qué no quiere que la veas? Empezamos este repaso a los hijos ilegítimos de Hollywood con un ejemplo bien reciente. Y de los gordos, además, porque no es sólo el cineasta irlandés quien reniega de esta película, sino también sus estrellas protagonistas: descontentos con las intromisiones de la empresa Morgan Creek Productions, tanto Sheridan como Daniel Craig y Rachel Weisz se negaron a hacer entrevistas o cualquier otro tipo de actividad promocional, y el primero amenazó con retirar su nombre de la película (algo de lo que finalmente desistió).

David Lynch - Dune (1984)

¿Por qué no quiere que la veas? Para empezar, el director del pelazo tuvo con esta película un primer, último y traumático encuentro con el cine de gran presupuesto. Lynch llegó a Dune tras rechazar la oferta de George Lucas para dirigir El retorno del Jedi, para encontrarse con que el productor Dino De Laurentiis no estaba nada de acuerdo con su idea de rodar un filme sin escenas de acción, sólo en interiores y en blanco y negro. Para colmo, el rodaje en México resultó infernal, y los cortes aplicados por De Laurentiis al montaje convertían el conjunto en un galimatías. Pero aún quedaba la guinda de la tarta: para aprovechar el culto despertado en torno a la novela original, el productor decidió lanzar una supuesta versión completa (sólo emitida en TV) sin la autorización de Lynch. En un raro gesto de humor, el director exigió que esta versión apareciera firmada por Judas Booth, una alusión a John Wilkes Booth, el asesino de Abraham Lincoln.

David Fincher - Alien 3 (1992)

¿Por qué no quiere que la veas? Debutante en largometrajes, y curtido sólo en el mundo del videoclip, el futuro director de El club de la lucha llegó a la tercera entrega de la saga xenomorfa de pura chiripa. El guión, compuesto con retales de los borradores escritos por William Gibson, David Twohy y Vincent Ward, era un galimatías, y Fincher tuvo que sudar tinta para aportarle algo de coherencia. Para colmo, una vez estrenada la película, el director se enfrentó a un fandom al cual su película le parecía poco menos que una blasfemia... Algo en lo que él estaba, básicamente, de acuerdo. En sus propias palabras: "No hay nada más triste que oír a alguien diciendo: 'Tío, tu peli apesta'... Y tener que darle la razón porque tú piensas lo mismo".

Tony Kaye - American History X (1998)

¿Por qué no quiere que la veas? Nacido en 1952, y con experiencia (al igual que David Fincher) en el campo de los videoclips, Kaye llegó relativamente tarde a Hollywood. Lo cual hizo doblemente amarga una valiosa lección aprendida con esta peli: sólo hay una cosa peor que un productor que quiere meter mano, y esa es una estrella con ínfulas controladoras. Dicha estrella, como ya estarás imaginando, se llamaba Edward Norton, y se implicó tanto en la película que insistió en montarla él mismo, pasando del director, el cual abandonó el rodaje indignado. Sumemos a ello que Kaye tampoco se hizo de querer mucho por el resto de los actores y el equipo, y entenderemos por qué American History X se libró por poco de aparecer firmada por Alan Smithee.

Walter Hill - Supernova: el fin del universo (2000)

¿Por qué no quiere que la veas? "Donde las dan, las toman", debió pensar David Fincher cuando vio que Hill, productor de la saga Alien, pasaba las de Caín con este proyecto de ciencia-ficción. Lo que se prometía como una superproducción antológica con H. R. Giger como diseñador de producción acabó siendo un dislate de serie B, que el estudio archivó durante años y en el que (se rumorea) trabajó el mismísimo Francis Ford Coppola como montador, tratando de darle un poco de sentido al conjunto. Al igual que David Lynch, Hill renunció al seudónimo de Alan Smithee, firmando Supernova como Thomas Lee.

Woody Allen - Septiembre (1987)

¿Por qué no quiere que la veas? A la mayoría de cineastas les basta con rodar su película una vez: si esta es un truño, pues se traga el orgullo, y a otra cosa. Pero, como el genio de Manhattan es como es, tuvo que rodar dos veces la película completa antes de decidir que no valía la pena seguir insistiendo. Tras filmar la primera versión, que permanece inédita, Woody reescribió completamente el guión, y remató la jugada iniciando el nuevo rodaje sin avisar a los actores, fichando a un nuevo reparto, algo que le ganó más de una enemistad (la de Christopher Walken, sin ir más lejos). ¿Su reacción cuando Septiembre estuvo, por fin, terminada? "No me importaría rodarla una tercera vez".

Steven Soderbergh - Underneath (1995)underneath_steven_soderbergh

¿Por qué no quiere que la veas? Tras el éxito festivalero de Sexo, mentiras y cintas de vídeo, todo parecía indicar que los siguientes trabajos de Soderbergh iba a generar una nueva oleada de parabienes críticos. Pero no fue así: el prolífico director entregó dos filmes más bien discutibles (Kafka, la verdad oculta y El rey de la colina) antes de ofrecer este ejercicio de cine negro que no le gusta ni a él. Actualmente, Soderbergh afirma que Underneath es "un desastre", y que lo único bueno que tiene que decir de él es que el rodaje "le sirvió para aprender a usar la iluminación en los planos". Según ha comentado, la experiencia fue tan frustrante que estuvo a punto de dejar el cine para siempre. Este Steven, siempre con lo mismo...

Dennis Hopper - Camino de retorno (1990)

¿Por qué no quería que la vieras? Una película dirigida por el autor de Easy Rider y Caído del cielo, y con Jodie Foster, Vincent Price, John Turturro y el propio Hopper en su reparto debería molar por narices, ¿no? Pues no: confiando en su habilidad para salirse con la suya, el difunto cineasta había proyectado Camino de retorno como un proyecto de más de tres horas, algo que daba por hecho... Hasta que se dio de bruces con la triste realidad: una vez que sus responsables financieros hubieron tomado cartas en el asunto, la película quedó reducida a la consabida hora y media. El director optó por agregar un título más a la filmografía de Alan Smithee, firmando con su nombre una versión larga (dos horas y media) que sólo se emitió por TV y cuyo título fue Backtrack.

Kiefer Sutherland - Woman Wanted (2000)

¿Por qué no quiere que la veas? Hay quien dice que el hijo de Donald Sutherland estaba tan convencido de sus capacidades como director que acabó convirtiendo este filme en un despropósito. Los hay que afirman que la culpa, como en tantos otros casos, es de los productores. Lo único cierto es que Woman Wanted, la segunda película como director de Kiefer, ha quedado como un desastre a la altura de Plan 9 o The Room, y que el autor, que recurrió al socorrido Alan Smithee para firmarla, no se ha vuelto a poner desde entonces detrás de una cámara.

Jean-Luc Godard - Todas sus películas anteriores a 1968

¿Por qué no quiere que las veas? Bueno, vale, aquí estamos haciendo un poco de trampa. El director suizo es un sujeto contradictorio donde los haya, y su opinión sobre sus propios filmes cambia constantemente. Pero lo cierto es que, en su período de máxima politización (cuando ejercía como cabecilla del Grupo Dziga Vertov de cine experimental), Godard afirmó que sus primeras películas eran "cine burgués" y que deberían ser olvidadas. Claro que, siendo dichas películas Al final de la escapada, El desprecio, Week-End, Pierrot le fou y unas cuantas obras maestras más, sospechamos que Godard debió arrepentirse más tarde de su afirmación. Que reconozca ese arrepentimiento es una historia bien diferente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento