Sí, Dios mío, sí

Fotograma de 'Sí, Dios mío, sí'
Fotograma de 'Sí, Dios mío, sí'
Cinemanía
Valoración:

Una historia de iniciación sexual femenina en campamento católico, pero sin electrolatino ni canciones de Whitney Houston. Sí, Dios mío, sí, la ópera prima de Karen Maine, es la ampliación a largometraje de su corto homónimo, la misma estrategia que ya llevó a cabo con su guion para Obvious Child (Gillian Robespierre, 2014), una de las películas más divertidas que hay sobre el aborto. Aquí se trata del despertar sexual de una adolescente del Medio Oeste de EE UU, a quien la pubertad le exige rebasar las lindes de una sexualidad reprimida por la doctrina religiosa del “eso no se toca” y enclaustrada en rebobinados instintivos de la escena de sexo de Titanic en VHS. Sí, estamos al inicio de los dosmiles, años de jugar al Snake en los móviles, conectarse a internet con un modem de 56K y entrar a los chats de AOL (o Terra en España) como quien se adentra en una jungla.

Natalia Dyer deslumbra como la chica tímida y temerosa de sus primeras navegaciones en las procelosas aguas de la masturbación y la atracción sexual. La actriz de Stranger Things despliega una imagen de inocencia y frustración que se siente universal con cada ceño fruncido y gestos temblorosos mientras la culpa la corroe por dentro, fruto de una cultura basada en la represión y la hipocresía. Maine la acompaña, desde la cámara con mirada femenina en el retrato de las punzadas hormonales (y la Genie in a Bottle de Christina Aguilera de fondo, gesto maestro) y desde el guion con la complicidad de quien observa a su yo adolescente. 

Esa mesura, sin levantar la voz ni buscar la caricatura del sacerdote (todavía más mérito al interpretarlo Timothy Simons, el Jonah de Veep), sin renunciar a los gags pero situándose muy lejos de las coordenadas de American Pie, son logros en una película que se toma todo con calma. Quizás la contención también le impide alcanzar un clímax realmente memorable, pero forma parte del aprendizaje darse cuenta de que no es lo imprescindible.

FICHA TÉCNICA

Póster de 'Sí, Dios mío, sí'
  • Director:

    Karen Maine

  • Género:

    Drama, Religión 

  • País:

    Estados Unidos

  • Sinopsis:

    Después de una charla en un colegio religioso con tintes racistas, una joven católica es descubierta masturbándose. Sus tutores harán lo posible para que suprima sus pensamientos impuros, amenazándola con perder la gracia de Dios de por vida. 

  • REPARTO: Natalia Dyer, Alisha Boe, Timothy Simons, Donna Lynne Champlin

  • GUION: Karen Maine

  • DURACIÓN: 77 min.

  • VEREDICTO: Natalia Dyer responde la llamada de la sexualidad con manos libres.

  • DISTRIBUIDORA: Movistar+

Mostrar comentarios

Códigos Descuento