La niebla

FRANK DARABONT DIRIGE ESTA HISTORIA DE STEPHEN KING SOBRE LA IGNORANCIA DEL SER HUMANO. LA NIEBLA ES LO DE MENOS
La niebla
La niebla

Nando Salvá

A Frank Darabont se le da bien adaptar a Stephen King, como ya demostró en 1983, con sólo 23 años, rodando el corto The Woman in the Room –el escritor le había vendido por un sólo dólar los derechos de esa historia–, y confirmó luego, más con Cadena perpetua (1994), eso sí, que con La milla verde (1999). Ambos títulos estaban interesados en estudios psicológicos individuales. La niebla expande el tamaño de su muestra y lo hace palpando los órganos vitales de la serie B, esos que se nutren de comportamientos estúpidos, diálogos llenos de metáforas políticas –y de ideas sobre la psicología del fascismo y miedos al impacto de la tecnología y a la venganza de Dios o a la venganza de quienes veneran a sus dioses–, y un notable repertorio de monstruos alados o tentaculares. King siempre ha hablado ante todo de los demonios que habitan en nosotros. Así pues, la niebla que desciende sobre Maine es menos aterradora por lo que contiene que por lo que revela de los ciudadanos atrapados en el supermercado local, ejemplos de los arquetipos habituales del escritor y de las dinámicas de las pequeñas comunidades, lugares donde la simpatía y la compasión son fácilmente desechadas una vez las salvaguardias de la sociedad se destruyen. Es entonces cuando los tópicos hobbesianos afloran. La niebla se encrespa y se hincha sobre el pueblo como un misterio lleno de posibilidades, y extiende con calma desconcertante sus largos dedos, atrayendo para sí las almas perdidas. En las hipnóticas imágenes de seres que se aventuran al exterior, sus cuerpos fundiéndose con el humo, Darabont hace el terror visible mostrándonos casi nada. Supone que nosotros llenaremos los vacíos. Tampoco pierde el tiempo explicando motivos, porque sabe que sabemos que el gobierno es casi siempre el culpable de las plagas, de zombis o insectívoros gigantes que, a veces, nos azotan. La revelación lovecraftiana de lo monstruoso transforma parte del terror y la amenaza en furia bíblica, la misma que, matizada de grand guignol, escupe la Sra. Camody (Marcia Gay Harden) cuando proclama biblia en mano que esas bestias son la ira divina. No, la religión no sale bien parada en esta película, pero tampoco su gran antagonista, la ciencia, que liberó a los monstruos de Frankenstein para que se apoderaran de nosotros envueltos en la niebla, vieja metáfora de nuestra ceguera. Es esa ignorancia la que nos encara a un nihilista desenlace, al que probablemente Darabont recurra sólo para dejarnos hechos polvo, pero cuya eficacia es insoslayable, y en el que un hombre se revela incapaz de soportar la convención que insiste en que los tipos como él son héroes. Y enfrentados al fin del mundo, de su mundo, él y los suyos encuentran el camino al cielo, sólo para descubrir que, en realidad, es el infierno.

Valoración:

FICHA TÉCNICA

La niebla
  • Director:
  • Género:
  • País:
  • Sinopsis:

    En un tranquilo pueblo de Maine, una espesa niebla (con bicho dentro) deja incomunicados a un grupo de lugareños que se refugia en un supermercado. 

  • RESUMEN: FRANK DARABONT DIRIGE ESTA HISTORIA DE STEPHEN KING SOBRE LA IGNORANCIA DEL SER HUMANO. LA NIEBLA ES LO DE MENOS

  • ESTRENO: 30/05/2008

  • [THE MIST] TERROR / EE UU / 2007 / 127 MINUTOS / NOTRO DIRECTOR: FRANK DARABONT ACTORES: THOMAS JANE, ALEXA DAVALOS, MARCIA GAY HARDEN GUIÓN: FRANK DARABONT, STEPHEN KING FOTOGRAFÍA: RONN SCHMIDT MÚSICA: MARK ISHAM PRODUCCIÓN: FRANK DARABONT. themist-movie.com

Mostrar comentarios

Códigos Descuento