Declaración de guerra

Donzelli pone al máximo la maquinaria del cine para contar una historia tan viva, mutante y física como la enfermedad.
Declaración de guerra
Declaración de guerra

Uno pierde la cuenta del número de saltos sin red que se arriesga a pegar Valérie Donzelli en su segundo largometraje como directora. No sé si la valentía viene de que está recontando un episodio de su propia vida, el duro peregrinaje médico que pasó junto al también actor y coguionista Jérémie Elkaïm durante la enfermedad del hijo de ambos, o de la absoluta ligereza con la que juega con todos los recursos cinematográficos (ya lo hacía en su debut, La reine des pommes), olvidándose gozosa de la propensión al cinismo del público malencarado y siendo libre de verdad. Lo cierto es que, en algún momento, la modernidad del cine fue esto, y lo habíamos olvidado. Ha tenido que venir una pareja, Romeo y Julieta, con su hijo Adán, al que le detectan un tumor cerebral a los dos años de edad, a sonrojarnos y hacernos tragar los prejuicios.

Dando por sentados los ecos nouvellevaguianos de la inventiva formal, que no tiene respiro, y lo que la gravedad de la historia, retratada en toda su amplitud de luces y sombras cotidianas, puede recordar a los castillos de naipes de Arnaud Desplechin, la mejor pareja espiritual de Declaración de guerra estaría en esa vertiente del cómic francés que ha dado obras maestras como La ascensión del gran mal (David B.) o Persépolis (Marjane Satrapi), donde sus autores conjugan desnudez biográfica, trazo ligero y virtuosismo patente manejando la expresividad de un medio. Igual hace Donzelli con la cámara.

¿Pero es todo una cuestión de tono, de la belleza que ha conseguido Sébastien Buchmann rodando con una cámara de fotos Canon, de la increíble selección musical de Elkaïm, que alterna Laurie Anderson con Sébastien Tellier y Peter Von Poehl? No, la máquina bélica de Donzelli tiene una fuerza de ataque más profunda. Su objetivo es el espacio de misterio que tantos cineastas proclives a la emotividad espuria ni sueñan con rozar. Aquello que convierte el ligero acercamiento sobre la cara de la pediatra, cuando se da cuenta de lo que va mal con Adán, en la más sobrecogedora utilización de un plano que, en cualquier otro, sin duda, habría resultado repugnante. De gestos así, ella hace su victoria. 

DANIEL DE PARTEARROYO

Valoración:

FICHA TÉCNICA

Declaración de guerra
  • Director:
  • Género:
  • País:
  • Sinopsis:

    Roméo y Juliette luchan por curar el tumor cerebral que se le detecta a su hijo Adam a los dos años de edad.

  • RESUMEN: Donzelli pone al máximo la maquinaria del cine para contar una historia tan viva, mutante y física como la enfermedad.

  • ESTRENO: 10/02/2012

  • [La guerre est déclarée] Tragicomedia / Francia / 2011 / Golem / 100 min. / Dir: Valérie Donzelli / Reparto: Valérie Donzelli, Jérémie Elkaïm, Béatrice De Staël, Frédéric Pierrot / Guión: Valérie Donzelli, Jérémie Elkaïm

Mostrar comentarios

Códigos Descuento