Ben-Hur

Ben-Hur
Ben-Hur

A estas alturas, cuando internet ha coronado a esta nueva Ben-Hur como campeona en la carrera por el mayor batacazo del año, muchos lectores habrán leído ya que el filme de Timur Bekmambetov es muy deficiente en todos los aspectos. Aquí no vamos a desmentir eso, porque, efectivamente, no hablamos de una película 'buena' en el habitual. Tampoco de una película especialmente divertida. Pero sí, curiosamente, de una película que arriesga, tanto en lo que toca a su relación con la cinta de William Wyler (1959) como a ese público de cristianos evangélicos al cual, por lo que se ve, han querido orientarla sus productores. Por ejemplo, el filme se empeña en dotar de motivaciones al villano Messala (Toby Kebbell, muy digno) más allá del trángulo "romanos malos, judíos buenos, cristianos mejores" establecido por el infumable novelón original de Lewis Wallace. O insiste en recalcar los privilegios del protagonista (un Jack Huston de poco nivel) como miembro de la nobleza hebrea, y por tanto como colaboracionista con el Imperio. Detalles como esa batalla naval rodada aquí casi exclusivamente en interiores también indican que el director ruso ha querido jugársela. Y tal vez el mejor resumen de todo esto se halle en la escena, a un cuarto de hora escaso del comienzo, en la que Bekmambetov embarca a su héroe en una discusión teológica con el mismísimo Jesucristo.

Así pues, Ben Hur demuestra valor suficiente como para competir en el circo de Jerusalén. Pero con el valor no basta, y sus ruedas acaban rompiéndose. ¿Por qué? Pues, hasta cierto punto, porque ese mismo empeño por darle fondo a sus personajes acaba desembocando en momentos de psicologismo barato, cuando no de vergüenza ajena. O porque esas imágenes saturadas de claroscuros y haciendo hincapié en una mugre de postal delatan la nefasta huella de Gladiator en el cine 'de romanos' moderno. Pero el mayor de sus problemas está en que la misma premisa del filme invita al agravio comparativo con una obra maestra: en la Ben-Hur de Wyler, uno podía sentir cómo la arena levantada por las cuadrigas se le pegaba a la boca, oler el sudor de los galeotes mientras remaban hacia una muerte segura, palpar la teja cuyo desplome hacía caer en desgracia al protagonista, y, sobre todo, ver unas imágenes que, pese a la purpurina del Technicolor y a su colosalismo a veces ridículo, tenían desde el principio la condición de monumentos. Ben-Hur (2016), que así es como se autodenomina esta película en sus créditos, resulta, por comparación, artificial y floja. Si hubiera arriesgado aún más, si hubiera insistido más en ser ella misma, y diferente, tal vez no hubiera recaudado miles de millones, pero sí se habría ganado un hueco en la historia.

Valoración:

FICHA TÉCNICA

Ben-Hur
  • Director:

    Timur Bekmambetov

  • Género:

    Drama, Histórica, Aventura

  • País:

    Estados Unidos

  • Sinopsis:

    Ben Hur es un joven príncipe de Jerusalén que tiene ideas opuestas a las de los romanos. Por estas diferencias políticas será traicionado por su hermano adoptivo Messala y tendrá que pasar cinco años aislado como esclavo remando en un barco. Tras salir victorioso de esta situación, decidirá buscar venganza y reclamar lo que le pertenece.

  • REPARTO: Jack Huston, Haluk Bilginer, Pilou Asbæk, Nazanin Boniadi

  • GUIÓN: Keith R. Clarke, John Ridley, Lew Wallace

  • VEREDICTO: Bekmambetov arriesga mucho, pero no lo suficiente: Charlton Heston sigue ganando la carrera

  • DURACIÓN: N/A

  • EDAD RECOMENDADA: na

  • DISTRIBUIDORA: Paramount (es)

  • ESTRENO: 02/09/2016

  • imdb: https://www.imdb.com/title/tt2638144

Mostrar comentarios

Códigos Descuento