Cómo vencer a Darth Vader con una caja de fruta

Cómo vencer a Darth Vader con una caja de fruta
Cómo vencer a Darth Vader con una caja de fruta

J. J. Abrams está llamado a traer el equilibrio a la galaxia continuando las dos sagas más importantes de la ciencia-ficción. De momento ya ha actualizado con éxito una de ellas, Star Trek. La saga que introdujo el concepto de “viaje apachorrado por el espacio”. La primera en introducir sofás y tresillos en el mobiliario de una nave espacial y el pijama como prenda de uso diario. Una manera de decir entre líneas que la exploración del espacio puede estar llena de aventuras pero seguro que se producen una gran cantidad de tiempos muertos entre batallas y viajes. Ésta es la razón por la cual la USS Enterprise está preparada para poder tocarse bien los huevos con comodidad. Sofás y plasmas gigantescos, ése es el espíritu.

Pero el mayor reto al que se enfrenta Abrams no está relacionado con Star Trek sino con la otra gran franquicia a la que va a meter mano: Star Wars. Y me refiero a si el director sabrá aprovechar en las próximas películas el estremecedor nuevo dato que George Lucas brindó a los fans en el Episodio III: La Venganza de los Sith. Durante la batalla final entre Anakin Skywalker y Obi-Wan-Kenobi se nos explicó que Darth Vader, el malvado más temible del universo, puede ser vencido si te subes a una caja de fruta.

Recordemos la escena. Anakin y Obi-Wan se enfrentan en una espectacular lucha de sables en el planeta Mustafar (sic), una especie de Altos Hornos de Vizcaya a escala mundial, entre ríos de lava y cascadas de fuego ardiente. Los dos espadachines jedi ejecutan tal cantidad de cabriolas y volatines que harían que un acróbata del Cirque du Soleil pareciera Ramón Sampedro. Se meten leña por arriba y por abajo, hacen equilibrios en un andamio sobre un volcán, chocan espadas dando un tirabuzón hacia atrás, y se balancean agarrados a unas lianas. Pero...

...en el momento del clímax, Anakin, futuro Lord Vader, flota sobre un peñasco a medio fundir en un mar de lava, como a un metro por debajo de Obi-Wan, que descansa en la orilla. Y éste le suelta: “Se acabó, Anakin. La altura me da ventaja”. Y ya no hay nada que hacer. Pese a que minutos antes estuvieran dando volteretas como ardillas puestas hasta arriba de cocaína, ahora la muerte es segura para Anakin. No lo sabíamos, pero Vader es blanco fácil si está más bajo que tú. Te llevas una caja de frutas y en el momento del duelo te subes encima y le matas, porque estás más alto.

George Lucas ya está reaccionando: se encuentra desde hace un par de años recluído en su rancho preparando las nuevas versiones de los episodios IV, V y VI. Además de añadir nuevos bichos digitales en cada escena, cruzándose entre los protagonistas, acercando los fotogramas a algo parecido a un cuadro de El Bosco, Lucas incluirá dos nuevas escenas en sintonía con la cuestión de la altura. En concreto, Vader comprándose unas alzas para las botas y Vader huyendo de un grupo de zanqueros.

Preguntado sobre esta importante cuestión, Abrams se ha negado a avanzar detalles de las nuevas tramas: sólo ha querido hablar del aspecto estético de los nuevos filmes, y ha declarado: “Con Star Trek aún me he cortado un poco, pero Star Wars tendrá tantos lens flares que no descarto provocar desprendimientos de retina en toda la galaxia”.  

Mostrar comentarios

Códigos Descuento