La Jungla de cristal en el estadio del West Ham

Carlos Marañón Director de CinemaníaOPINIÓN
La Jungla de cristal en el estadio del West Ham
La Jungla de cristal en el estadio del West Ham

Una película de fútbol con Pierce Brosnan (a.k.a. el James Bond más estirado de la colección) y Dave Bautista (el más bruto de los Guardianes de la galaxia) sólo puede ser noticia por cosas así: la estampa de los graderíos del Boleyn Ground de Upton Park tras la visita de 'los artificieros' de Hollywood durante el rodaje de la película Final Score es extraordinaria.

La película, rodada en 2016 (las estampas del viejo campo del West Ham, club que se trasladó al estadio olímpico en la temporada 2016/17, son de septiembre de hace dos años) promete poco, su director (Scott Mann, que dirigió Bus 657: El golpe del siglo, una especie de thriller  que no se estrenó en España en la que aparecía Robert de Niro con Jeffrey Dean Morgan) no nos da mucha confianza y el argumento, bueno, pues, es uno de esos con comando terrorista (¿al mando pondrán a Brosnan, quizá?) que toma un estadio lleno de gente y pide un rescate al que se enfrenta el ex militar Bautista.

Queda por ver si el título (¿Final Score? Pues Goal Hard no hubiese estado mal, con cameo de Bruce Willis) es definitivo, e incluso si la película llega a los cines... Un estadio que fue mítico, de un club canchero (la antítesis de la estampa del atildado Pierce Brosnan, al que le pega más el Chelsea) no parece suficiente bagaje. ¿Fútbol? Asientos destrozados, más bien.

La Jungla de cristal en el estadio del West Ham

Sigue ‘Fútbol y Cine’ en TWITTER

Todos los días, a todas horas, noticias de cine y series en CINEMANÍA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento