Dos documentales antagónicos, dos golazos idénticos (por la escuadra)

Carlos Marañón  Director de CinemaníaOPINIÓN

África y Europa. Un baldío en Nairobi y Old Trafford. La lucha por la supervivencia y la Champions League. En poco tiempo he visto dos esplédidos documentales de fútbol sobre dos universos tan lejanos que parecen retratar deportes distintos:

The Beautiful Gamebeckahm-class-92

The Beautiful Game (Victor Buhler, 2012) es el termómetro del estado actual del fútbol en el continente africano: personajes únicos, historias bigger than life entre la esperanza y los sueños truncados, pasión de futbolistas, técnicos y aficionados. Fútbol entre la ilusión amateur y la ausencia de medios, rodado con pulso cinematográfico y un sesgo moral que trasciende lo futbolístico para calar en lo humano: si después de ver esta película, a uno no le entran ganas de fabricarse una pelota con bolsas de plástico es que no ha entendido nada. O tal vez es que no tiene alma.

The Class of 92 (Benjamin y Gabe Turner, 2013) es el análisis de un fenómeno futbolístico de primer orden, convertido en revolución cultural y comentado en primera persona por sus protagonistas (y subrayado por otros testigos de primer nivel, de Tony Blair al cineasta Danny Boyle). Los hermanos Neville, Gary y Phil, Nicky Butt, Paul Scholes, Ryan Giggs y David Beckham, los Fergie Boys, la generación de jóvenes futbolistas que salió de la cantera del Manchester United (y de las faldas escocesas de Alex Ferguson) y triunfó al más alto nivel. El filme comienza en 1992 (su debut, pero también el primer año de la Premier League) y se detiene en 1999 con la conquista de la Champions League en Barcelona (ESA final contra el Bayern), pero su calado es mayor: la transformación que el fútbol profesional moderno ha sufrido en Inglaterra, y en el resto del mundo.

Sin embargo, dos momentos idénticos de ambas películas demuestran que todas esas enormes diferencias pueden desaparecer si hay un balón (y una escuadra, y un neumático) por medio. Al final, todo es fútbol, y solamente fútbol:

The-Beautiful-Game
beckham-class-of-92

Reducidas a lo esencial, liberadas del trasfondo de miseria en el África negra y de mercadotécnia alrededor de David Beckham, The Beautiful Game y The Class of 92 son dos golazos por la escuadra.

Sigue ‘Fútbol y Cine’ en TWITTER

Todos los días, a todas horas, noticias de cine y series en CINEMANÍA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento