El buen amor a los colores

Carlos Marañón  Director de CinemaníaOPINIÓN
El buen amor a los colores
El buen amor a los colores

[Desplazamiento en autobús] "a Alicante. Elche-Atlético de Madrid. Butaca 260 pesetas".

En aquel bar de Toledo en el que toman café después de comer los protagonistas de la extraordinaria El buen amor (Francisco Reguero 1963) eran muy colchoneros. Tanto, que además de alineaciones históricas en las paredes, colgaban los carteles de los viajes a los partidos fuera de casa para los aficionados atléticos en los cristales de las ventanas a la calle.

El buen amor a los colores

Sigue ‘Fútbol y Cine’ en TWITTER

Todos los días, a todas horas, noticias de cine y series en CINEMANÍA

Mostrar comentarios

Códigos Descuento