¡Qué pillada!

¡Qué pillada!
¡Qué pillada!

Me dijo que quería verme en su despacho, me refiero al director de esta revista, me llamó por la noche y me dijo que quería verme al día siguiente en su despacho. Una ola de satisfacción me invadió; por fin después de tantos años se me iba a recompensar. Las palabras “aumento de sueldo” se hacían grandes en mi cabeza y después estallaban en miles de papelitos de colores.

Me presenté en el despacho con mi camisa de dinosaurios, hinchado como un pavo. Toc, toc y un “pasa” seco a continuación.

“Hola, Carlos, querías verme, ¿no es así?” –dije con un tono juguetón y cómplice-.

“Sí, siéntate”.

No se podía decir que su cara fuera exactamente la de alguien que te va a proponer un aumento de sueldo, estaba serio, serio como un ajo porro.

“Joaquín” –dijo con una voz ronca- “quiero hablar de tu última colaboración, la que nos enviaste hace unos días”.

“Sí, jajajaja, es buena, ¿eh? ¡Soy de traca!”.

“Es esta, ¿verdad? No se trata de ningún error” –dijo extendiendo un folio con mi texto impreso– “¿Esto es lo que querías enviar?”.

“Sí, sí, claro… ¿Habéis corregido las faltas? Jajajaja”.

Entonces respiró hondo y soltó un “vale” que, a decir verdad y siendo yo una persona muy intuitiva, no me hizo presagiar nada bueno.

“¿Pasa algo?”.

Y estas fueron las últimas palabras que pronuncié. A continuación reproduzco el speech íntegro del director:

“Mira, Joaquín, este artículo que nos has enviado, es uno que ya nos remitiste hace tres años, o sea que has querido vendernos dos veces el mismo texto. No sé si lo has hecho porque tienes un morro impresionante o porque estás, en cuestión de ideas, más seco que la mojama”.

Yo me miraba la camisa, también los dinosaurios del estampado parecían muertos de la vergüenza.

“El caso es que estaba a punto de pedirte que entregaras tu placa de colaborador, pero te voy a dar una segunda oportunidad. Vete y vuelve el mes que viene con algo totalmente nuevo. Por cierto” –dijo para terminar– “¡bonita camisa!”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento