Cartas cinéfalas: Corey Feldman a su guía espiritual

Cartas cinéfalas: Corey Feldman a su guía espiritual
Cartas cinéfalas: Corey Feldman a su guía espiritual

Los Ángeles, 11 de mayo de 1986

Querido Hangla Mangla:

Ahora mismo, lo que necesito es descubrir la luz (la luz que hay en las cosas pequeñas, como tú dices) y también un Alka-Seltzer. Ayer, sin ir mas lejos, monté una fiesta en mi mansión, así entre semana, sin ningún motivo. Le dije a mi asistente personal: “Montarme fiestaca”. (Como puedes comprobar, ni siquiera me molesté en conjugar el verbo, me dirigí a él como si fuera un salvaje). El caso es que por la tarde tenía organizada una de aúpa (mi asistente es una persona muy válida) con jamelgas, bebida, quicos gordos, altramuces… ¡Dios mío! Había hasta una rondalla tocando en mi piscina (me refiero dentro, en el agua). Bueno, ¿pues crees que todo eso me hizo feliz? ¿Que me sentí realizado? La respuesta es: SÍ, JODER. Pero sólo un rato, un rato largo, puede ser, lo reconozco, pero ahora me encuentro vacío. Se lo he dicho a la chica rubia con la que me he despertado y también a la mulata, a las dos, les he dicho “me encuentro vacío” y ellas me han respondido “come algo”. Y en verdad tenía hambre y me he tomado para desayunar (a las 6 de la tarde) un chocolate con porras. Y después me ha venido a la mente el siguiente ripio:  “Yo quiero casarme con la churrera, para estar todo el día churro dentro, churro fuera”.

Y me he sentido bien por un momento pero luego, al rato, otra vez el maldito vacío espiritual. Y de eso me gustaría hablarte, querido Hangla Mangla: la fama, el reconocimiento, el dinero a mansalva, el relativismo, la promiscuidad, la estética de lo inmediato… todo eso no da la puta felicidad. Necesito tu ayuda y esta carta es un grito de auxilio. Me gustaría cambiar todo esto por la auténtica felicidad: la del hombre sencillo y anónimo, con su trabajo de verdad, con su mujer, con sus hijos, con su hipoteca… Aunque sé que eso es inalcanzable para mí, pero… ¡Cómo me gustaría, aunque fuera por un día, ir por la calle sin que nadie me conociera! Me conformaría sólo con eso.

Pero mi vida es esta; la vida del lujo y el éxito. En fin.

Un abrazo.

Corey

P.D.: El martes iré a tu consulta/guarida a que me alinees los chacras.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento