Sangre, sudor y arena: Spec Ops. The Line

Sangre, sudor y arena: Spec Ops. The Line
Sangre, sudor y arena: Spec Ops. The Line

Dubai, la ciudad más excesiva y exclusiva del desierto ha sido tragada por la arena. Ante esta catástrofe natural la comunidad internacional decide evacuar la ciudad. El coronel John Konrad es el responsable de sacar de allí a la población civil. Pero Konrad ha desaparecido, y su misión de búsqueda va a ser un auténtico descenso al infierno.

Apenas llevas unos minutos jugando a este juego y ya sabes que está basado en “El corazón de las tinieblas”, la historia de Joseph Conrad que inspiró Apocalypse Now. Y es una experiencia muy gratificante para todos aquellos que amamos y disfrutamos los videojuegos, ver cómo un título tiene poco que envidiarle a clásicos de la literatura o el cine. Con esto en mente, sólo queda prepararte para un descenso al infierno, esta vez, en el desierto. No hay nada más apropiado para estas tardes de calor que perderte entre las ruinas de Dubai, un oasis de cristal azotada por el implacable desierto al que parecía desafiar, y que no está tan abandonada como todo el mundo cree.

La ciudad y el desierto serán el eje sobre el que gire esta historia llena de secretos, ambigüedades morales, ética y acción militar. Tu grupo Delta, encargados de averiguar qué ha pasado con el coronel Konrad, se moverá por algunos de los escenarios más impresionantes, bonitos y con una personalidad más marcada que nos ha dejado la industria del videojuego en los últimos años.

Spec Ops: The Line, planteado como una gran superproducción, tiene su punto fuerte en su capacidad para meter al jugador en su acción, para atraparle en las ruinas de Dubai como quedan atrapados los tres protagonistas. Esto no es sólo un mérito del cuidado guión, si no también del acabado técnico.

Sangre, sudor y arena: Spec Ops. The Line
Sangre, sudor y arena: Spec Ops. The Line

Spec Ops: The Line es un shotter en tercera persona que destaca, desde el primer momento, por sus escenarios. En ellos pondremos en práctica un sistema de acción táctica donde no sólo avanzaremos, nos cubriremos y disparemos (a lo Gears of War), también podremos dar órdenes a nuestros compañeros para salir airosos (¿o arenosos?) de las situaciones más complicadas. Los escenarios también pondrán de su parte, y de manera espectacular, para echarnos una mano en estos momentos de dificultad: disparar a los grandes ventanales permitirá que las tormentas de arena entren en los edificios y arrasen a nuestros enemigos, o abrir fuego contra las pasarelas de cristal hará que los enemigos posicionados encima caigan desde una gran altura…

El mimo con el que el juego ha sido trabajado se evidencia en detalles como los efectos visuales de las tormentas de arena, o la banda sonorota, que mezcla éxitos actuales de rock con temas psicodélicos de los sesenta (como himno norteamericano tocado por Jimmy Hendrix en la pantalla de título). Todo delata un juego que no es el típico juego de guerra en el que sólo debes preocuparte por seguir vivo. Spec Ops: The Line ofrece una cantidad de matices en su guión, en su estructura y en su presentación que no dejará a ningún jugador indiferente.

Sangre, sudor y arena: Spec Ops. The Line

Esto es BAZINGA!, donde no se nos ocurre nada mejor que pasar en el verano en el desierto.

Sigue a los ninjas de BAZINGA! en su Twitter y en Facebook.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento