Lo que hemos aprendido de George R. R. Martin

Lo que hemos aprendido de George R. R. Martin
Lo que hemos aprendido de George R. R. Martin

El que es uno de los autores de mayor éxito literario del momento, y un nombre que se toma como referencia a la hora de hablar de las nuevas reglas de la literatura fantástica, disfruta con tranquilidad de las mieles del éxito. Lleva con tranquilidad los baños de multitudes y las exigencias de su gira mundial. Aunque bien pensado, y sentado a su lado, parece que George R. R. Martin se lo toma todo con calma.

Enamorado de Asturias desde su primera visita a la Semana Negra de Gijón, prometió volver a España, y en esta tercera visita (que le lleva a otras ciudades como Madrid y Barcelona) es la estrella indiscutible del Festival Celsius 232. Unas jornadas de literatura fantástica y de ciencia-ficción afincadas en Avilés y creadas este 2012 a su medida. No podía haber un marco mejor para que Martin se reuniera con sus lectores, y el autor de 64 años lo sabe: “Aquí sí que sabéis organizar festivales”. Y no es sólo por la comida, el clima y el buen talante de los lectores patrios: “las cosas aquí son muy diferentes. Voy a muchas convenciones, a sesiones de firmas, a lecturas de mis libros y a encuentros con lectores, pero no he estado nunca en un sitio como la Semana Negra de Gijón. Es algo único en el mundo. Yo podía estar en mi stand firmando, y al terminar, encontrarme con un grupo de escritores de ciencia-ficción del antiguo bloque soviético que hablaban sobre la relación de la obra de Stanislaw Lem y las situaciones económicas actuales. Y luego estar tranquilamente en la terraza de un bar tomando algo con otros autores de todo el mundo. Eso es algo único.”

George llegó a la sala de su hotel acompañado por Alejo Cuervo, su editor en España. Y a pesar de evidenciar cansancio, hizo gala de una gran amabilidad y simpatía. Durante horas ha estado firmando: ningún lector que se acercara a él se quedó sin un libro autografiado o una fotografía con él. Ha pasado de una sesión de firmas, a conceder distintas entrevistas a prensa y televisión de todo el país, y dar distintas charlas y conferencias dentro de Celsius 232, y en ningún momento se ha mostrado distante con sus lectores. “La mayoría de mis fans son gente muy agradable y entusiasta. Pero a veces se hace algo desagradable. En mi vuelo, dos viajeros me han reconocido y me han pedido que les firmara sus libros. Yo simplemente estaba esperando que apareciera mi maleta en la cinta de equipajes, pero bueno... Es la parte más incómoda. Yo vivo en Nuevo México, y en la misma ciudad vive Cormac McCarthy (No es país para viejos, La carretera) y no sé cómo es, no le he visto nunca y eso que es un escritor muy famoso. Pero yo no puedo ir a la farmacia, digamos a seis manzanas de mi casa, por ejemplo, a comprar unas aspirinas, sin que me paren dos o tres veces...” A pesar de ello. Martin reconoce que sus fans españoles son siempre muy educados y amigables. Además, cuenta con una técnica de camuflaje definitiva, “simplemente tengo que quitarme la gorra y la gente deja de reconocerme”, dice entre risas.

Durante días ha respondido a las preguntas de multitud de medios y fans. Algunas veces, en un mismo día varias veces a la misma pregunta (que ya había respondido innumerables veces en otros países). Tal vez esta serena amabilidad viene de sus tiempos de lector: “Siempre he sido un gran lector de Tolkien. Su obra tuvo una gran influencia en mí. Años más tarde descubrí que Tolkien solía responder por carta a aquellos admiradores que le escribían. Se tomaba esa molestia. No lo supe en aquel momento y es una lástima, porque ahora podría tener un manuscrito de Tolkien”.

Y es que es difícil no hablar de Martin, o con Martin, y que no surja el nombre del autor de El Hobbit o El Señor de los Anillos. Desde el New York Times no dudaron en afirmar, ante el lanzamiento de su nuevo libro Danza de Dragones, “Tolkien ha muerto, larga vida a George R. R. Martin”. “Tolkien es una referencia histórica y fundamental, no sólo de la literatura de género, sino de la literatura en general. Fue una gran influencia, y lo sigue siendo para otras generaciones. No sólo para escritores, para el público en general. Yo hago una lectura de El Señor de los Anillos todos los años. Es un gran honor para mí, salvando las distancias.” Aunque Martin parece haberse acostumbrado a esa comparación, reconoce que la sombra de Tolkien es alargada y que tal vez sea pronto para hacer ese tipo de valoraciones. Afirma que es el paso del tiempo y los lectores quienes tienen la última palabra. Si dentro de cincuenta años se siguieran vendiendo sus libros y hablando de ellos, Martin se sentiría orgulloso. “Una obra se escribe con la idea de que perdure” – afirma.

Y la verdad es que va por buen camino. No sólo es un fenómeno de ventas, Canción de Hielo y Fuego es ya todo un referente moderno para la cultura pop. En los últimos años se le hacen constantes referencias en series de TV, películas... Incluso protagonizó una entradilla de Los Simpson. Por no hablar de la gran difusión en las redes sociales y foros de internet.

Pero como apunta Martin, ha de ser el tiempo quien hable. Y cuando se le interroga sobre sus planes futuros, Martin se muestra seguro. “Lo primero es terminar los libros. Tengo mucho trabajo por delante. Estamos hablando de más de tres mil páginas de manuscrito que hay que pulir y editar. Lo primero, es acabar con Hielo y fuego, luego, ya veremos. Pueden pasar muchas cosas.” Pero lo que es seguro es que no va a dejar de escribir, asegura que le encantaría regresas a la ciencia-ficción, “mi primer amor”, y que tiene notas e ideas aquí y allá, pero que deberán esperar sus momento.

Lo que hemos aprendido de George R. R. Martin

Sobre la continuidad de la saga que le ha hecho famoso, asegura que los libros terminarán con él. Existe alguna posibilidad de que aparezca algún texto fuera de la serie de Canción de Hielo y Fuego (como los textos para un libro de cocina basado en las recetas de su mundo imaginario de Poniente), pero no se le ocurriría abrir una franquicia en la que otros autores escribieran sobre sus personajes a cambio de dinero. Respecto a la multitud de juegos de mesas, videojuegos, juegos de rol, de cartas, cómics… “Bueno, actualmente hay muchas adaptaciones de la saga, pero realmente no estoy íntimamente relacionado con ellas. Mi trabajo son los libros, y me encanta poder colaborar con la serie. Se han escrito algunas historias y guiones que forman parte de la historia de Poniente, pero realmente no forman parte de mi obra. Pero es divertido que la gente, en juegos de mesa o en sus propias historias participe con su imaginación. Los libros son el canon. Mi trabajo es escribir los libros lo mejor posible”.

Seguramente la adaptación más famosa de la obra de Martin sea la serie de televisión de HBO Juego de Tronos. Una y otra vez Martin insiste en que sólo HBO podría haber hecho algo así, y que está encantado con la serie y toda la producción. Pero que a pesar de estar muy involucrado, “los libros son míos, la serie de sus directores”. No es una mala respuesta para un escritor de guiones televisivos que huyó de Hollywood por las estrecheces de los presupuestos y la censura. “En la tercera temporada escribiré otro capítulo (uno por temporada), Lluvias de Otoño”, y sin entrar en detalles, añade con una pequeña sonrisa: “habrá lluvias y será otoño”. También reconoce que le preocupa que el ritmo de la serie pueda llegar a alcanzar el de publicación de los libros, pero que de momento lo tiene controlado y se está esforzando porque no sea así. Aunque puntualiza: “Es evidente que soy muy malo hablando de plazos, así que no daré una fecha, pero no esperéis Vientos de Invierno (el siguiente libro de la saga de Canción de Hielo y Fuego) antes de 2014.”

La satisfacción de Martin con la serie se hace evidente en el cariño con el que habla de ella. Es consciente del gran esfuerzo económico y del impacto de la misma en todo el mundo. Este año la serie llegará a nuevas localizaciones, algunas de ellas en Marruecos, donde podrán utilizar los decorados que Ridley Scott abandonó tras el rodaje de El Reino de los Cielos: “Esos muros son realmente increíbles, los usaron para recrear los muros de Jerusalén y son incluso más impresionantes que los auténticos“.

“No sé si debería decir esto,” declaró ante una audiencia entregada en el salón de actos de la Casa de la Cultura de Avilés, “pero estuvimos a punto de rodar en España. Tenéis unos paisajes increíbles, pero os ganó Croacia”. Para terminar de alabar la producción de la serie, remarcó el esfuerzo titánico de cuatro equipos de rodaje diferentes esparcidos por cuatro localizaciones distintas del mundo, rodando simultáneamente. “Nunca, en la historia de la televisión, se ha hecho algo así”.

George R. R. Martin es ahora un personaje muy famoso. Para el gran público ha aparecido de la noche a la mañana en el panorama internacional del entretenimiento, pero Martin es un veterano que lleva décadas recibiendo el reconocimiento de los aficionados a la literatura de ciencia-ficción. A pesar de ello, no olvida los tiempos difíciles, cuando encontraba dificultades para ver sus relatos publicados en las revistas especializadas o los editores no querían apostar por sus libros. Pero el talento no tarda en salir a la luz, y ahora aquellas primeras obras son reeditadas continuamente en todo el mundo, a cola del éxito de Canción de Hielo y Fuego. “Es vidente que su éxito ha ayudado a dar a conocer mis obras anteriores, no sé qué cifras de ventas tendrán. Esa pregunta debería respondértela Alejo (editor de Gigamesh, y de la obra de Martin en España) en este caso. Bueno, imagino que no se venden tan bien como Hielo y Fuego, que son un gran éxito.

Martin ha repetido en varias ocasiones, en tono jocoso, que lo mejor del éxito que disfruta son “camiones llenos de dinero aparcados delante de su puerta”, pero hay otros aspectos que Martin no duda en disfrutar: "Poder viajar, conocer sitios y gente. Es muy cansado, y algunas veces las giras son agotadoras, pero realmente es fantástico conocer a fans de todo el mundo, que son gente realmente estupenda y agradable. Y a otros escritores de otros países, aprender historia, soy un gran enamorado de la historia".

Y un lector voraz, no sólo de novela histórica, si no de todo aquel libro que le enganche. En BAZINGA! no nos pudimos resistir: Ya sabemos que su personaje preferido de Canción de Hielo y Fuego es Tyrion Lannister, (“aunque creo que al que más me parezco es a Sam Tarly”, aclara), así que quisimos saber de qué novela, de todas las que ha leído, le gustaría ser un personaje. No lo duda demasiado: “Soy un gran admirador de William Faulkner, así que alguien de sus novelas.”

Para terminar nuestra entrevista con George (que no nuestro encuentro, porque estar aquellos días en Avilés, y no tropezarse con Martin, era algo difícil) quisimos ponerle un reto: ¿sería capaz de resumir Canción de Hielo y Fuego en una frase?, ¿de qué va Canción de Hielo y Fuego?, ¿de poder?, ¿de venganza?, ¿de cuervos que vuelan de un lado a otro llevando mensajes? “Supongo que un poco de todo eso. Tiene poder, y venganza. Trato de reflejar muchos temas importantes. Creo que es sobre las personas. Sobre lo que nos hace ser humanos.”

¿Y sería capaz de resumir la saga de Canción de Hielo y Fuego en una palabra?

Laaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaarga.”

Desde BAZINGA! queremos agradecer a George R. R. Martin y la organización del Festival Celsius 232 su total colaboración y amabilidad.

Volveremos el año que viene.

Esto es BAZINGA! donde saltamos de saga en saga, y leo porque me toca.

Sigue a los ninjas de BAZINGA! en su Twitter y en Facebook.

Mostrar comentarios