Leyenda de una Era - Libros para la Navidad 2

Leyenda de una Era - Libros para la Navidad 2
Leyenda de una Era - Libros para la Navidad 2

“Leyenda de una Era” es una saga de literatura fantástica editada por Grupo Ajec y que consta, de momento, de dos títulos (GUERRA POR EL NORTE y DUEÑOS DEL DESTINO) preciosamente editados. La historia mezcla los temas clásicos del género (guerras de sucesión, enfrentamiento entre reinos...) y los embellece con elementos más atípicos, como un cisma religioso, una raza misteriosa y... Mutantes. Mutantes en el sentido de individuos que han evolucionado sobre su propia especie y empiezan a desarrollar fantásticas (o terribles) habilidades. En muchos momentos el lector se encontrará pensando que está leyendo alguna de las historias de los X-Men de Marvel, donde los que son diferentes se ven obligados a huir para salvar su vida (incluso existe un lugar de refugio, un santuario, donde una misteriosa mentora les protege y les enseña a usar sus poderes... )Dos de estos “mutantes” serán protagonistas del libro. Son casi 1300 páginas (entre los dos libros) de épica y aventura que se devoran infatigablemente. Te atrapa con el primer capítulo y ya quedas ligado a estos personajes. Eso quiere decir que resultan naturales e interesantes. Que lo que les ocurre te afecta. Es difícil encontrar eso en este género de épica y fantasía, tan saturado de fórmulas prefabricadas. Y también quiere decir que sus aventuras y desventuras son interesantes. Y eso, de nuevo, en este género es difícil. Hay intrigas palaciegas, guerras santas y un misterioso elemento fantástico, pero está todo tan suavemente engranado que no se oye el "tic-tac" de su relojería. Aquí el avance es fluido, y el paso de una situación a otra deja sin respración

El mismo Guillem López nos presenta la saga:

¿Qué es Leyenda de Una Era?, ¿De qué trata esta saga?

Esa es una buena pregunta. Leyenda de una Era es una saga de fantasía épica que trata sobre la unicidad. Todos los extremos forman parte de la misma cosa, y así es en el mundo de Kanja, la política y la fe nacen y mueren y renacen de nuevo de sus cenizas. Supongo que ese es uno de sus principales pilares, el eterno regreso, por eso las acciones de los protagonistas son las que miden sus consecuencias.

· ¿Por qué la gente que no conoce Leyenda de una Era debería leerla?

Porque es un buen libro, una historia apasionante, grandes escenarios, personajes de carne y hueso, diálogos arrebatadores. Fue la novela más vendida por la editorial Grupo Ajec durante 2010 y ha cosechado numerosas críticas y halagos. Es una buena oportunidad para iniciarse en la fantasía, sin complejos ni prejuicios, dejándose seducir por lo imposible y, de paso, acercarse a la primera línea de la literatura de género que se produce en nuestro país.

· ¿Cómo fue el germen de la historia?, ¿Cómo empezó todo?

Pregunta complicada. No estoy seguro de que exista un génesis, un Big Bang creativo que dé comienzo a todo. Y si lo hay está perdido en ideas y notas garabateadas que luego se convierten en la semilla de la historia. Mi principal idea navegaba entre la causalidad y el karma. Quería retratar un mundo en que todo, absolutamente todo, tuviese un motivo y una repercusión. A partir de ahí se le van añadiendo capas y más capas y se complica la cosa, hasta que la fantasía resulta ser tan sólo el envoltorio, la máscara que cubre sentimientos y conflictos universales. Por eso la recomiendo a lectores no habituados con la fantasía, porque lo importante son los personajes; ellos son la piedra angular en torno a la que gira todo. Al fin y al cabo, Leyenda de una Era es una saga sobre padres e hijos.

· ¿Cómo llegó tu texto a Ajec y terminó siendo un libro?

No me tomes por un cínico, pero llegó por correo. El editor lo leyó y le encantó. El corrector lo corrigió. En la imprenta lo imprimieron y de allí salieron los libros. Es un proceso mecánico que no tiene mucho que ver con lo literario.

· ¿Está tan mal el panorama editorial como nos dicen o hay esperanza?

España tiene uno de los índices de lectura más bajos de Europa. Es triste, pero es así, la gente no lee. A pesar de ello, el género fantástico tiene una excelente legión de seguidores que, no sólo se mantiene, sino que aumenta año tras año con la incorporación de generaciones más jóvenes. Hay esperanza, siempre la hay, aunque las cosas van a cambiar mucho en los próximos años. Nada puede hacerse por evitar o esquivar el cambio, llegará y pondrá patas arriba el mercado editorial. Podemos adaptarnos, mutar nuestra mentalidad y prepararnos lo mejor posible. En mi caso, pacté con la editorial la salida de La guerra por el norte en formato electrónico sin protección DRM y a un precio muy ajustado, algo menos de cuatro euros. ¿Resultado? Una gran acogida por parte del público. He recibido muchos correos de lectores satisfechos felicitándome por la iniciativa. Los lectores, al contrario de lo que vocean algunos, quieren pagar sus libros, sentir que compensan al autor de alguna manera. Es cuestión de precios justos y respeto, nadie quiere sentirse engañado. Y, francamente, contra los pronósticos de agoreros y apocalípticos del sector, funciona. Yo confío en mis lectores de la misma forma que ellos confían en mí cuando leen mis novelas.

·¿Es más difícil vender un libro a una editorial si tu apellido es “López”?

La verdad, no he probado con otro apellido, pero comprendo tu pregunta. No creo que sea más fácil publicar, o vender, si el autor es gallego o de Nueva York. Quiero apostar por la calidad literaria, aunque es cierto que se publican muchos más libros de autores extranjeros que en ningún otro país de Europa. Tenemos un grave problema de profesionalización, esa resulta ser la clave del futuro literario de este país. Cuesta mucho hacerse un hueco y dejarse los días escribiendo para, además, recibir palos a dos manos de vecinos o el silencio de los medios. Lo cierto es que España tiene una cantera de escritores jóvenes que, estoy seguro, darán mucho que hablar en los próximos años con lo que se viene llamando la Nueva literatura fantástica española. Tendremos que acostumbrarnos a eso que, al contrario de otros países, aquí ocurre con cuentagotas: escritores de género fantástico entre los más vendidos aunque hayan nacido en el pueblo de al lado.

· ¿Por qué crees que apenas se edita fantasía de autores españoles mientras que se satura el mercado con sagas de autores extranjeros de dudosa calidad?

No creo que se publique a pocos autores españoles. Nada más hay que mirar el catálogo de Ajec y otras editoriales modestas que apuestan fuerte y arriesgan para que muchos podamos seguir juntando letras. Lo difícil es encontrar esos libros en las estanterías de los grandes centros comerciales. El posicionamiento y la promoción son el quid de la cuestión. Respecto a la calidad literaria, siempre he dicho que no hay que buscar la relación entre calidad y ventas. El negocio editorial es, precisamente eso, un negocio. Las sagas a las que te refieres cumplen su cometido, que es venderse, al igual que los Fast food literarios. Sin embargo, gracias a ellos, mucha gente se inicia en el género fantástico, algunos se quedan y así es como crece una comunidad de lectores. Es bueno que la gente lea, sin excepción, de eso vivo yo, y cuanto más, mejor.

· ¿Existen diferencias entre la fantasía extranjera y la española?

Hace poco tuve la oportunidad de moderar una mesa redonda con Jesús Cañadas, Sergio Alarte y Jordi Biosca. Los tres han publicado su primera novela este año en la línea Excálibur de Ajec. Tres novelas de fantasía, cuatro si contamos mi aportación, que retratan a la perfección lo que ocurre en España con la literatura fantástica: diversidad. Se pueden encontrar desde estilos más clásicos a algo experimental e innovador. Eso demuestra un excelente estado de salud y, sobretodo, muchas ganas de hacer cosas nuevas, diferentes y de calidad. Todavía nos queda mucho trecho aunque, como he dicho, somos jóvenes y ambiciosos.

· ¿Quiénes son tus autores de referencia?

Contra lo que se pueda pensar no soy un gran lector de género fantástico. A lo largo de mi carrera me he ido empapando de los grandes maestros de la literatura. Todo libro te puede enseñar a escribir mejor, aunque sea al aprender lo que no debes hacer. Aprendí sobre el ritmo narrativo de Ken Follet, sobre la poética de Benedetti, el monólogo interior de Virginia Woolf o Proust, los personajes de Balzac, la vehemencia de Rimbaud o Beaudelaire, y pequeños trucos de muchos otros, pinceladas de técnica que adoptas tras leer obras inmortales.

· ¿En qué te inspiras para escribir Leyenda de una Era?

La inspiración es una cosa curiosa. No sólo nace de los libros. Cualquier estímulo puede despertar de forma repentina una asociación de ideas que encaja en una novela o da pie a un relato. Hay que aprovechar esas explosiones. Yo siempre corro a mi libreta de notas a mitad de una película o mientras cocinas un puchero. Después hay que trabajar esas ideas repentinas y pulirlas hasta convertirlas en verdaderas historias.

· Sin “spoilers”, ¿qué nos espera en el futuro de Leyendas de una Era?

Fantasía épica a raudales: aventuras apasionantes, grandes personajes, mucha magia y el hombre enfrentado a su mayor reto, él mismo.

· ¿Te gustaría ver tus libros adaptados a otros medios, como el cine, la TV o los videojuegos?

Nunca he dedicado un minuto a pensar en ello, en serio. Excepto la posibilidad de producir un videojuego o un juego de rol que se barajó durante un tiempo y que, de momento, ha quedado aparcada.

· Si Leyenda de una Era fuera una película, ¿quién te gustaría que fuera el director?, ¿Nos propones un casting imaginario de actores para los personajes principales?

Lo siento pero no. Ya dije que no suelo dedicarle tiempo a esas ínfulas que están muy de moda. A todos nos gustaría ver nuestras obras en película, y a Viggo Mortensen interpretando nuestros personajes, ser aclamados por el público, alfombras rojas en estrenos mundiales, el glamour, etc… Pero eso no tiene nada que ver con la literatura y yo sólo soy escritor.

· Para terminar: Recomiéndanos cinco libros (de género fantástico) que consideres imprescindibles.

No estoy seguro de que hayan libros imprescindibles para entender el fantástico. Es cierto que se puede estudiar la evolución del género, leer, por orden cronológico las obras épicas hasta nuestro siglo. Sin embargo, conozco mucha gente que no soporta El señor de los Anillos (sí, se escuchan las vestiduras rasgarse y eco de maldiciones). Así que más que recomendar cinco libros, me limitaré a decir aquellos libros de fantasía que más me han influenciado a mí, o que son mis imprescindibles:

    La Biblia. Varios autores. Por motivos obvios, resulta un compendio de arquetipos monstruosos y relaciones de amor y odio, con permiso de los mitos griegos.

    It. Stephen King. La única novela que me aterrorizó de verdad. Una lección de creación de personajes.

    Cien años de soledad. Gabriel García Márquez. Casi toda la literatura latino americana bordea los límites del realismo mágico. Márquez y su obra es un claro ejemplo de cómo lo fantástico suma a la historia y vence tabúes.

    Momo. Michael Ende. Esta novela y los cuentos de A través del espejo son un derroche de creatividad.

    Las ciudades invisibles. Italo Calvino. La conversación imaginaria entre Marco Polo y Kublai Khan sobre las ciudades que éste descubrió en sus viajes.

    Esto es BAZINGA, donde defendemos la nueva literatura fantástica a capa y espada.

    Sigue a los ninjas de BAZINGA! en su Twitter y en Facebook.

    Mostrar comentarios

    Códigos Descuento