BATTLEFIELD 3 – LO PROMETIDO ES DEUDA

BATTLEFIELD 3 – LO PROMETIDO ES DEUDA
BATTLEFIELD 3 – LO PROMETIDO ES DEUDA

Desde la aparición de las primeras imágenes de Battefield 3 estaba claro que se trataba de un paso adelante en lo que los videojuegos podían ofrecer. Un realismo sorprendente y un acabado técnico sin precedentes. Todo el mundo se quedaba boquiabierto ante los sucesivos trailers del juego. Sin duda, Battlefield 3 había tocado techo en cuanto a gráficos. Pero según se acerca la hora del lanzamiento del título, descubrimos que tal calidad gráfica se debe a esos “pepinos” de ordenador sobre los que corría el juego. Si la versión de PC requería unos equipos muy, muy potentes (en plan Tony Stark) los usuarios de consolas comenzaron a sospechar que tal vez sus versiones de Battlefield no fueran tan espectaculares…

Y así, el usuario introduce el juego en su consola, y ya con las primeras balas disparadas en el vagón de metro en el que transcurre la acción, el jugador sabe que eso no es lo que le prometieron. Los gráficos no están nada mal, pero no estaban a la altura de las expectativas. Te prometieron 100 y te han dado 90.

Una vez superada la decepción, y enjuagadas las lágrimas uno sigue jugando, que para eso se ha comprado el juego. Y poco a poco, va entrando en la historia. Y cuando se quiere dar cuenta se encuentra con los dientes apretados, sujetando el mando con fuerza y buscando algún parapeto virtual que no de al traste con su misión. Battefield 3 no es esa maravilla técnica que nos prometieron, parece que una vez más el software va por delante del hardware, habrá que esperar a la próxima generación de consolas. Pero eso no quiere decir que no estemos ante uno de los mejores juegos del año.

BATTLEFIELD 3 – LO PROMETIDO ES DEUDA
BATTLEFIELD 3 – LO PROMETIDO ES DEUDA

Tal vez Battefield 3 sacrificase algo de espectacularidad en el planteamiento de su modo campaña para conseguir un realismo que satisfaciera a los jugadores más exigentes. No supone ningún problema. Existe un punto de inflexión en el juego, una misión en la que ejerceremos de artillero en un F-18 que es uno de los momentos más especiales que se han vivido en los últimos tiempos en una consola. Hay que jugarlo, con el equipo de sonido a todo trapo, para comprenderlo. A partir de ahí, sin haber ninguna novedad apabullante, Battefield destaca por los pequeños detalles: el ruido de los camiones al pasar sobre el asfalto encharcado, el realismo (y la diferencia de comportamiento) de las armas, los efectos de iluminación de pasajes concretos…

Battlefield 3 no está tan pulido como nos prometieron, no es esa bestia parda que iba a comerse el mundo por las patas. Es un buen juego. Un muy buen juego. Con un modo historias con momentos memorables, con un acabado técnico sobresaliente (especialmente el sonido) y un multijugador que posiblemente sea el más adictivo del momento. A lo mejor ese combate a muerte que tiene con la competencia está más igualado de lo que todo el mundo pensaba, y eso es bueno.

BATTLEFIELD 3 – LO PROMETIDO ES DEUDA

Battefield 3 va a asombrar a los jugadores, no por lo que todos pensábamos, si no por los detalles. Existen algunos Bugs (EA ya está trabajando en su solución), pero el juego es sólido, y digno heredero de la franquicia. Tal vez nos prometieron demasiado y ahora nos sabe a poco. Pero en absoluto EA nos ha vendido un mal juego. Battefield 3 es un juego excelente. ¿Somos nostros demasiado exigentes?

Esto es BAZINGA, donde cuando nos dan gato por liebre, disparamos al gato.

Sigue a los ninjas de BAZINGA! en su Twitter y en Facebook.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento