La casa de mi vida

La casa de mi vida

Sinopsis

La ambición de George Monroe ( Kevin Kline ) es la misma que la de muchos americanos: construir su propia casa, un refugio situado en un acantilado al borde del mar. Pero es un sueño que George ha ido aplazando una y otra vez. Mientras, se ha ido hundiendo poco a poco: se ha divorciado, se ha agotado trabajando y se ha distanciado no solamente de amigos y familiares, sino también de sí mismo. George ha tocado fondo. Sus vecinos parecen despreciar esa choza ruinosa y destartalada que es su casa, y que heredó de su padre. Su hijo adolescente, Sam ( Hayden Christensen ), preferiría quedarse mirando el horizonte mientras se atiborra de pastillas, antes que ayudar a su padre. Su ex-mujer Robin ( Kristin Scott Thomas ), que antes había compartido su casa y sus sueños, se ha distanciado emocionalmente de él. Pero George está decidido a construir esa casa, aunque tenga que renovar su vida entera, y el tiempo que le quede sea poco. Empieza el proyecto solo, pero no tarda en atraer a un variopinto grupo de personajes, desde la hija sexy de la vecina, hasta los niños de su ex mujer, fruto de su nuevo matrimonio. Lo que empieza siendo para George una manera de redimir sus propios sueños rotos se convierte en algo mucho más grande de lo que jamás se hubiese podido imaginar, y en algo mucho más fuerte que una simple vivienda.