Treinta minutos para morir

Treinta minutos para morir

Sinopsis