Anita no pierde el tren

Anita no pierde el tren

Sinopsis

Anita ve como las más de tres décadas que ha estado trabajando de taquillera en un cine de barrio se hunden literalmente: derriban el local para dar paso a unas multisalas y la prejubilan porqué no liga con la nueva imagen de la empresa. Incapaz de remontar el choque, ella continúa yendo, por inercia, cada día al descampado donde antes estaba el cine y ahora una constructora está levantando las nuevas salas. Por una jugada del azar, acaba enamorada y enrollada con el hombre que maneja la excavadora de la obra. Inicia una relación tierna y a la vez agridulce, realizada a oscuras en la caravana donde la empresa tiene las oficinas. El está casado y no lo esconde. A pesar de ello los dos consiguen, gracias a sus encuentros clandestinos diarios, abrir una puerta de esperanza para el futuro. Es una relación sin perspectivas, que en el caso de Anita, con sus cincuenta años, le ayuda a marcar un antes y un después en su vida.