102 Dálmatas

Sinopsis

La última secuela de los perros moteados recupera a la malvada Cruella de Vil (encarnada por Glenn Close ), pero esta vez en un papel que no es secundario, pues la destaca como villana y protagonista absoluta de la historia. Cruella comienza esta nueva película saliendo libre de prisión, tres años después de que la encerraran por tratar de arrancar la piel a 101 dálmatas. Gracias a un tratamiento psiquiátrico, intensivo y devastador, ahora es otra mujer: amable, cariñosa y amante de los animales. ¿Será verdad? En cuaquier caso, ella parece dispuesta a redimirse y acaba de comprar un hogar de mascotas que acoge a perritos huérfanos...