Sólo tú (1992)

Sinopsis