Jonás y Lila

Sinopsis

Jonás acaba de cumplir 25 años, ha terminado sus estudios en una escuela de cine, y se ha casado con Lila, una joven africana. Para ganarse la vida, acepta trabajos puramente alimenticios y en ocasiones trabaja como realizador o cámara para rodar spots publicitarios o reportajes informativos para una productora de vídeos. Una de sus obsesiones es el exceso de población en el mundo y, como consecuencia de ello, la excesiva acumulación de desechos. Su relación con Lila es plena, feliz y se desarrolla con un perfecto entendimiento sexual. Los dos forman una pareja que está en las antípodas de las que vemos en el cine: a los doce años se juraron amor eterno y a los veinte se casaron. Ella está un poco harta de su trabajo, ya que entre lo que él gana y lo de ella tienen lo justo para ir tirando. Jonás mantiene una relación de maestro-alumno con su mentor Anziano, un cineasta ya retirado que conoció en un seminario que dio en la escuela de cine. Durante el rodaje de un reportaje sobre una película pornográfica conoce a Irina, una joven rusa hermosa y delicada, a la que instalará en su casa. Entre estos y otros personajes se van tejiendo más que una historia en el sentido tradicional del término, un "cuento de los tiempos por venir".