Invisibles

Sinopsis

Aunque tienen caracteres completamente opuestos, Elsa, Julia y Amelia comparten una vieja amistad, además de encontrarse en un momento de sus vidas donde se sienten casi invisibles. Por ello, las caminatas que las reúnen cada mañana antes de ir al trabajo con la excusa de hacer ejercicio se han convertido en una vía de escape para expresar sus preocupaciones. Sin embargo, la confianza que hay entre ellas les hará ser, a veces, demasiado directas y provocará alguna que otra acalorada discusión.

La ganadora del Goya Gracia Querejeta (Ola de crímenes) cristaliza en Invisibles una idea que le llevaba rondando desde hace 20 años, cuando descubrió que en Oxford era habitual que las personas quedaran para caminar juntas con la excusa de tener compañía, hacer ejercicio o, simplemente, compartir las vivencias diarias. Con este punto de partida, Querejeta compone su película más íntima y personal, donde vuelca sus propios sentimientos y preocupaciones a través de un variado abanico de personajes femeninos que, mientras andan por el parque, se plantean cuestiones como la igualdad de oportunidades o el acoso en el ámbito laboral, así como el papel de la mujer en el mundo contemporáneo o las relaciones de pareja. Además del ámbito social, temas como la depresión, el miedo a la soledad o el implacable paso del tiempo también ocupan buena parte de los problemas existenciales de sus protagonistas, interpretadas por las ganadoras del Goya Emma Suárez (70 Binladens), Adriana Ozores (Thi Mai: Rumbo a Vietnam) y Nathalie Poza (Mientras dure la guerra), además de Blanca Portillo (Secuestro).