Vida oculta (A Hidden Life)

Vida oculta (A Hidden Life)

Sinopsis

Franz Jägerstätter es un humilde granjero austríaco con una tranquila vida en la granja familiar junto a su mujer e hijas. La anexión de Austria al Tercer Reich le obligará a asistir a un entrenamiento militar y, cuando la Segunda Guerra Mundial se recrudezca, a ser llamado a filas. Tras negarse a jurar lealtad a Hitler y al régimen nazi, será arrestado y juzgado bajo pena de muerte. Las presiones de su entorno no minarán su férrea voluntad, reafirmada por su fe y el amor incondicional de Fani.

Por primera vez en su carrera cinematográfica, Terrence Malick (To the wonder) cuenta la vida de un personaje real. No obstante, Vida oculta (A Hidden Life) aborda temas clásicos en la filmografía de este icono del cine independiente americano, como el espíritu antibelicista y un romance imperecedero. El protagonista de este intenso drama histórico es Franz Jägerstätter, uno de esos guerreros anónimos contra la sinrazón del nazismo que, a pesar de las presiones de su entorno y una más que probable ejecución, se mantuvo firme en sus convicciones y se negó a jurar lealtad a Hitler y el Tercer Reich. Estos hechos reales, desconocidos durante muchos años más allá del pequeño pueblo de St. Radegund (Austria) se convierten en un relato universal sobre la voluntad humana y hasta dónde puede llegar en la defensa de un bien superior. August Diehl (Kursk) lidera, como Jägerstätter, el reparto de esta cinta que, con el característico estilo grandilocuente del realizador, habla sobre amor, perdón y sacrificio. Le acompaña un interesante reparto de intérpretes europeos formado por Valerie Pachner (Egon Schiele), Matthias Schoenaerts (Gorrión rojo) y los fallecidos Bruno Ganz (La casa de Jack) y Michael Nyqvist (Hunter Killer), en sus últimos papeles.