Sesión Salvaje

Sinopsis

Entre los 60 y 80, el cine de género vivió una época dorada en España. Se rodaron westerns en Almería, películas de terror y surgieron fenómenos tan patrios como el destape o el cine quinqui. Este documental recuerda algunas de las pequeñas y grandes joyas de la serie B que sustentaron una modesta industria que, sin embargo, consiguió atraer a estrellas internacionales y llegar al mundo entero. Con sus testimonios, la nueva generación de realizadores rinde homenaje a aquellos cineastas pioneros.

Sin maestros del género como Narciso Ibáñez Serrador, Jordi Grau o Javier Aguirre, entre muchos otros, posiblemente hoy no existirían realizadores españoles de renombre internacional como Álex de la Iglesia, Paco Cabezas, Nacho Vigalondo o Miguel Ángel Vivas. Esta brillante generación de directores rinde homenaje a los pioneros que abrieron camino entre los 60 y 80, época de luces y sombras, y dieron lugar a una humilde, pero floreciente, industria cinematográfica cuyo único objetivo era atraer y divertir al público. Con el mismo espíritu lúdico de aquellos clásicos de serie B, Sesión Salvaje, documental dirigido por Paco Limón (Los resucitados) y Julio César Sánchez, hace un repaso por aquellos años donde el desierto de Almería era el epicentro del western, surgía el terror patrio y otros fenómenos tan característicos de nuestro país como las películas del destape o el cine quinqui. Celebridades de entonces como Fernando Esteso, Mariano Ozores o el tristemente desaparecido Álvaro de Luna también comparten "batallitas" en este documental que intenta redescubrir al espectador actual algunas de estas joyas perdidas en el tiempo.