Cómo ser un french lover

Cómo ser un french lover

Sinopsis

Alex es un gigoló retirado que lleva 25 años sin dar un palo al agua. Casado con una rica octogenaria, su vida de lujo y derroches llega a su fin de la noche a la mañana, cuando la mujer decide divorciarse de él para estar con alguien más joven. Obligado a mudarse con su hermana y su sobrino preadolescente, Alex contará con la ayuda del muchacho para encontrar e intentar engatusar a otra heredera con la misma o mayor fortuna. Sin embargo, los años no perdonan y puede que su tren ya haya pasado.

Olivier Baroux (Entre amigos), uno de los directores más taquilleros de la comedia francesa, se pone a los mandos de este remake de la americana Instrucciones para ser un latin lover. Su actor fetiche, Kad Merad (Alibi.com, agencia de engaños) recoge el testigo de Eugenio Derbez e interpreta a un gigoló entrado en años que, tras perder la forma física de antaño, ve cómo un joven apuesto le arrebata a su mujer y la vida de lujos que ésta le proporcionaba. En su momento más bajo, se verá obligado a recuperar los inexistentes lazos familiares, ayudar a su sobrino de 10 años a enamorar a la chica que le gusta y, de paso, intentar engatusar a la abuela multimillonaria de ésta. A partir de este hilarante argumento, Cómo ser un french lover compone una comedia para todos los públicos que se aprovecha del divertido patetismo y encanto de un personaje vago y caradura. Gags y situaciones disparatadas conviven con momentos más emotivos para contar una historia sobre personas obsesionadas con el dinero que terminan descubriendo lo que realmente importa. Completan el reparto Anne Charrier (Marseille) y el debutante Léopold Moati, entre otros.