Buenos principios

Buenos principios

Sinopsis

Henri no ha vuelto a encontrar la inspiración desde que hace 20 años escribiera un best seller. En plena crisis de mediana edad, culpa a su mujer y sus cuatro hijos de su bloqueo creativo, su insatisfecho apetito sexual, de los coches que nunca conducirá y de no vivir en Roma. En el momento que sus retoños se independizan y su matrimonio empieza a flaquear, aparecerá por sorpresa un perro, al que llaman Estúpido, que le hará darse cuenta de que todo esto podría convertirse en su mejor historia.

Cierre de una involuntaria trilogía donde, junto a su esposa en la vida real Charlotte Gainsbourg (Promesa al amanecer), el actor y director Yvan Attal (Están por todas partes) ha reflexionado sobre las relaciones sentimentales y el paso del tiempo, Buenos principios es una corrosiva comedia dramática que adapta la novela Lejos de Roma de John Fante. Con un ácido, y hasta negro, sentido del humor, el film sigue a un escritor que arrastra más de dos décadas de bloqueo creativo y que, pasados los cincuenta, culpa a su familia de todas sus desgracias existenciales. A través de este hombre arrogante, perezoso y odioso en plena crisis de mediana edad, el realizador aborda temas tan inapropiados para la dictadura de lo políticamente correcto como la carga que suponen los hijos, el desgaste de la pareja y la caída de la líbido. Ben Attal (Una razón brillante), vástago de este matrimonio de artistas, también forma parte del reparto y contribuye a este juego de realidad y ficción que invita al espectador a discernir el límite entre ficción y autobiografía. Junto a ellos, un enorme y apestoso perro, al que bautizan como Estúpido, se convierte en el otro gran protagonista de la cinta.