Estafadoras de Wall Street

Estafadoras de Wall Street

Sinopsis

El personal del club donde trabaja se queda con la mayor parte del sueldo de Destiny, una stripper que sólo quiere cuidar de su abuela. Todo cambia cuando conoce a Ramona, una experta bailarina que le enseñará los secretos del pole dance y la acogerá en su grupo de chicas que, con un cóctel de drogas como arma, han decidido estafar a los peces gordos de Wall Street que provocaron la crisis de 2008. Cuando una periodista empiece a investigar, su lealtad, envidia y avaricia serán puestas a prueba.

Convertida en una de las grandes revelaciones del año, tanto para el público (ya ha recaudado 7 veces más su presupuesto) como la crítica, la tercera película de Lorene Scafaria (Una madre imperfecta) propone una comedia, con importantes dosis de drama y crimen, que transcurre en el ambiente de los clubs de striptease. Basada en hechos reales, revelados por Jessica Pressler en un artículo para New York Magazine, Estafadoras de Wall Street cuenta cómo un grupo de strippers se convirtieron en antiheroínas de la clase obrera al estafar cientos de miles de dólares a algunos acaudalados magnates de las finanzas que, consideraban, habían sido los culpables de la crisis económica. Con humor y espíritu lúdico, el film combina espectáculo y crítica social para contar una historia sobre el sueño americano, la codicia y el empoderamiento femenino protagonizada por un grupo de mujeres, menospreciadas en su entorno laboral, que decidieron equilibrar las fuerzas de un sistema manipulado. Jennifer López (Jefa por accidente) firma la que podría ser la mejor interpretación de su carrera en este film que derrocha sensualidad y espíritu de hermandad. Completan el reparto Constance Wu (Crazy Rich Asians), Julia Stiles (Jason Bourne) y las cantantes Keke Palmer (Las chicas del coro) y Cardi B, entre otras.