Pequeñas mentiras para estar juntos

Pequeñas mentiras para estar juntos

Sinopsis

Angustiado y al borde de la depresión, Max se va unos días a su casa de la costa para desconectar. Cuando llega allí, descubre que sus amigos, a los que hacía años que no veía, le han preparado una fiesta sorpresa por su cumpleaños. Tras un tibio recibimiento, Max se ve obligado a fingir una falsa alegría, mientras el grupo reflexiona sobre los diferentes cambios en sus vidas. Ahora que todos han decidido afrontar las grandes mentiras, se cuestionarán qué es lo que realmente queda de su amistad.

Hace casi 10 años, Pequeñas mentiras sin importancia surgió como respuesta a un momento difícil en la vida de su director y guionista, el también actor Guillaume Canet (Cosas de la edad), donde se cuestionaba sus amistades. Ahora, su secuela Pequeñas mentiras para estar juntos refleja las nuevas preocupaciones que le han abordado en los últimos tiempos, como la paternidad, un divorcio y una nueva relación sentimental, que le han llevado a cambiar sus prioridades y afrontar las cosas de una forma más franca y directa. De este modo, Canet reúne de nuevo a los personajes de la original y les hace saldar cuentas pendientes en una historia que vuelve a combinar drama y comedia con un tono todavía más sombrío que su predecesora, pero con la esperanza de una luz al final del túnel. Intérpretes como François Cluzet (Normandía al desnudo), la oscarizada Marion Cotillard (Los fantasmas de Ismael), Gilles Lellouche (Bienvenidos al barrio), Benoît Magimel (La doctora de Brest) o Laurent Lafitte (Un pueblo y su rey) retoman sus papeles en esta cinta que, con un cínico sentido del humor, promete emociones a flor de piel.