La trinchera infinita

La trinchera infinita

Sinopsis

España, julio de 1936. Rosa e Higinio llevan pocos meses casados cuando el levantamiento militar y la posterior Guerra Civil obligan a Higinio a esconderse provisionalmente en un pequeño agujero que han cavado en casa. El miedo a las posibles represalias que puedan tomar contra él por sus ideas políticas, que amenazan incluso su propia vida, así como el amor que se profesan el uno al otro, obligarán a este matrimonio a compartir encierro. Lo que ninguno imaginaba es que duraría más de 30 años.

Sólo dos películas, la multipremiada Loreak y la ganadora de 10 Goyas Handia, han hecho falta al trío de realizadores y guionistas formado por Jon Garaño, Jose Mari Goenaga y Aitor Arregi para afianzarse entre la élite del cine español. En La trinchera infinita, su primer largometraje en castellano, cuentan la historia de uno de los muchos "topos" de la Posguerra que, durante años y hasta décadas, vivieron escondidos en zulos y encerrados en sus propias casas con el miedo, siempre presente, de ser descubiertos y después asesinados por sus ideas políticas. Estructurada en capítulos, la cinta contagia al espectador los sentimientos de angustia, terror y soledad que dominan el día a día de este aislado protagonista, un hombre obligado a enterrarse en vida y ver el mundo a través de una ventana para sobrevivir. El ganador del Goya Antonio de la Torre (La noche de 12 años) y Belén Cuesta (Litus ) deslumbran con sus interpretaciones en este film, gran triunfador del Festival de San Sebastián con 6 premios, que a lo largo de las diferentes etapas del cautiverio combina momentos de tensión con otros de ternura y humor.