Secretos de Estado

Secretos de Estado

Sinopsis

2003. Katharine es una traductora del gobierno británico que recibe un email de las autoridades estadounidenses con directrices para espiar a miembros de la ONU y, de este modo, forzar una resolución que les permita invadir Iraq. Decidida a evitar una guerra ilegal, Katharine filtra el correo a la prensa. Tras ser descubierta, la detienen y acusan de violar la Ley de Secretos Oficiales. Desde ese momento, iniciará una batalla legal en la que su vida, su libertad y su matrimonio estarán en juego.

Convertido en todo un experto a la hora de abordar los aspectos más controvertidos de la política internacional en relatos con la tensión y el suspense típicos del thriller, Gavin Hood (Espías desde el cielo) dirige un trepidante film basado en hechos reales. Secretos de Estado cuenta el caso de Katharine Gun, una traductora de la inteligencia británica a la que llegó un documento de la administración Bush donde se instaba al gobierno de Reino Unido a espiar a los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y, de ese modo, forzar una resolución que diera luz verde a la invasión de Iraq. La historia de esta mujer, que fue acusada de violar la Ley de Secretos Oficiales por filtrar esta información a la prensa e intentar evitar la guerra, se convierte en una película sobre la integridad de una persona frente al cinismo y los tejemanejes de las instituciones donde se combinan elementos del cine de espionaje, investigación periodística o el drama judicial. La nominada al Oscar Keira Knightley (El día que vendrá) lidera un reparto que completan Matthew Goode (Downton Abbey), Katherine Kelly (El infiltrado), Matt Smith (Terminator: Génesis) y el candidato a dos premios de la Academia Ralph Fiennes (Holmes and Watson), entre otros.